jose-manuel-ruiz

El 28 de marzo de 2021, José Manuel Ruiz Reyes sintió un crujido en la parte posterior de su pie derecho. El jugador de tenis de mesa estaba disputando un partido de la Superdivisión con su equipo, el CTM Huétor-Vega cuando quiso arrancar para llegar a una dejada. Cayó al suelo y su sensación era como si alguien le hubiera pisado. Se acababa de partir el tendón de Aquiles a menos de cinco meses de los Juegos Paralímpicos de Tokio, para los que ya tenía billete.

            Este viernes, 30 de julio se han cumplido cuatro meses desde su paso por el quirófano, una fecha que ha celebrado dando una rueda de prensa desde la terraza del Bar La Esquinita de Javi y Pablo, uno de sus patrocinadores: “No sé si es un milagro, los doctores me dijeron que teníamos el tiempo en contra y que no había ni un segundo que perder. Han sido muchas horas de camilla, máquinas, fisioterapia, gimnasio, mesa para estar hoy aquí”.

jose-manuel-ruiz
Foto: Photographers Media

            En su comunicado, apenas pudo decir una frase cuando José Manuel ha roto a llorar: “Hoy cumplimos cuatro meses que han sido muy complicados, sobre todo los dos primeros que estuve en Madrid, lejos de mi familia, mi entorno, mi entrenador, mis amigos… Vi que el trabajo de cinco años para conseguir la clasificación se tambaleaba. Tuve unas horas de luto pero cambié el chip para estar hoy aquí, haciendo las maletas”.

            Y es que en medio del debate de la salud mental, el deportista granadino reconoce abiertamente que lleva tiempo trabajando con una psicóloga: “Manuela Rodríguez fomra parte de mi equipo y vendrá a Japón. Me ha servido de gran ayuda para asumir el desafío de llegar a Tokio. En las últimas sesiones retomamos la normalidad previa a la lesión, enfocándonos a la competición”.

jose-manuel-ruiz-patrocinadores

            José Manuel Ruiz Reyes hará historia participando en su séptimos Juegos de manera consecutiva, desde Atlanta 96: “Jesús Ángel García Bragado va a hacer ocho, para eso tengo que llegar a París 2024”. Preguntado por las opciones de medalla (tiene cinco), asegura que su premio es estar en la cita olímpica: “Presión cero. He cumplido el objetivo de llegar. Lo único que puedo prometer es dar mi 100%, intentar quedar satisfecho en cada entrenamiento y en cada partido. Las medallas, como siempre digo, ponen a cada uno en su lugar. Sé que no iré en las mejores condiciones físicas pero sí en las mejores psicológicas, porque un aprendizaje que me ha dado este momento ha sido el valorar mucho más todo lo que tiene uno y la gente que hay detrás apoyando”.

            En redes sociales se pueden ver vídeos de su recuperación exprés, entrenando con una pequeña férula: “Me la han hecho para el día a día y para entrenar, aunque ya puedo caminar, ir en bici y conducir sin la férula. Pero en la pista estoy pendiente de la pelota, del contrincante y de la pala y la sigo llevando por precaución. Hasta el 25 de agosto nos quedan unas semanas”. No teme una recaída, y es que con la energía que le insufla su buen amigo Fran González de MLG Electrosolar, José Manuel Ruiz quiere brillar con luz propia en Tokio.