Andalucía se pone dura frente a los infractores que pongan en peligro la salud de los demás. A través de un decreto ley aprobado hoy, se establece un régimen sancionador que recoge multas de entre 100 y 600.000 euros para quienes incumplan, ciudadanos o empresas, las normas de prevención de la covid-19.

El Gobierno de Juanma Moreno considera que “se produce un riesgo o daño muy grave cuando los incumplimientos puedan suponer un riesgo de contagio de más de 100 personas. También pueden suponer un riesgo muy grave en la población rebasar los límites de aforo o del número máximo de personas permitido en los establecimientos o las actividades”.

Así que todas las fiestas, reuniones masivas que se celebren y pongan en riesgo la salud de los asistentes se castigará. Tanto en lugares públicos como privados en  los que se produzcan aglomeraciones que impidan o dificulten la adopción de las medidas sanitarias de prevención.

El consejero de Presidencia de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, asegura que la pandemia en el territorio andaluz se encuentra “bajo control” e indica que no se debe “bajar la guardia” ante los casos de brotes conocidos.

También tienen consideración de infracción grave el incumplimiento del deber de aislamiento domiciliario acordado por la autoridad sanitaria o, en su caso, del confinamiento decretado, realizado por personas que hayan dado positivo en Covid-19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *