Ignacio Fontes ha estado a punto de conseguir su primera medalla internacional a nivel absoluto. Ya fue campeón continental al aire libre en verano de 2019. A aquel éxito suma ahora un cuarto puesto muy meritorio en la modalidad de 1.500 en su primera participación en un europeo.

El atleta nórdico, sin embargo, había sido descalificado al término de la prueba por pisar el interior de la curva en la salida. Ingebritsen se las vio y se las deseó para pasar por dentro a uno de los dos atletas polacos, Michal Rozmys, quien le cerró el paso provocando un tropiezo del noruego. Dicho tropezón dio con Jakob pisando el interior de la curva de forma clara, como se vio en las repeticiones de televisión.

Posteriormente, el noruego voló para terminar primero por delante de Marcin Lewandowski y Jesús Gómez. Fontes entró en el primer lugar del grupo, siendo de este modo cuarto. Pero los jueces tomaron la decisión de sancionar el pie de Ingebritsen en la curva.

Los noruegos, enfadadísimos por la decisión, presentaron un recurso que afirmaba que era el polaco Rozmys el que empujaba al nórdico. Sin embargo, las imágenes de televisión desde la zona trasera de la acción, cómo era Ingebritsen quien trató de pasar por donde no había hueco, siendo él quien iniciaba los contactos.

Ingebritsen, recalificado

No obstante, los jueces tomaron la decisión de recalificar al noruego, prosperando así el recurso presentado por su federación. Una decisión polémica, sin duda, puesto que las imágenes muestran claramente como Ingebritsen trata de pasar por donde no hay hueco, lo que le lleva a tropezar.

Así pues, más de dos horas después de la notificación de la descalificación, la organización del Campeonato hizo oficial la recalificación de Jakob Ingebritsen y, por lo tanto, el cuarto puesto de Fontes. Con este resultado, el granadino cierra su primer Campeonato de Europa absoluto con una excelente participación. El cuarto puesto llega solo unos días después del varapalo del Campeonato de España, donde Fontes se cayó y no pudo lograr metal.