La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, ha hecho balance de la gestión de su departamento respecto a la dependencia en Andalucía. Así, ha informado que la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía (ASSDA) ha abonado más de 1.257 millones de euros para la financiación de los servicios y prestaciones en materia de dependencia desde el inicio de la pandemia.

En concreto, ha especificado que, del total abonado, 308 millones de euros se han destinado al pago de las prestaciones económicas. 462,8 millones se han transferido a los ayuntamientos y diputaciones provinciales para la financiación del servicio de ayuda a domicilio. Otros 380,4 millones se ha destinado al servicio de atención residencial. 95,4 millones de euros al servicio de centro de día. Y, finalmente, 11 millones de euros para el refuerzo de los servicios sociales comunitarios de las entidades locales para el desarrollo de competencias en materia de dependencia.

«Ha sido un año muy intenso, que nos ha exigido lo mejor de todos y todas. Y que, desgraciadamente, se ha cobrado la vida de muchas personas. Aunque también ha supuesto un avance en la reducción de la lista de espera y en la incorporación al sistema de muchas personas dependientes», ha subrayado.

Ruiz ha destacado que la Junta de Andalucía ha cerrado el año 2020 con 228.555 personas beneficiarias. Esto supone un máximo histórico en la comunidad autónoma. Además, ha aprobado para el ejercicio 2021 el mayor presupuesto de la historia para políticas sociales y dependencia.