La Consejería de Igualdad de la Junta de Andalucía ha movilizado 72 millones de euros para ayudas sociales desde que comenzase la crisis del coronavirus. Así lo ha hecho saber Rocío Ruiz, consejera, en Comisión parlamentaria. Además, ha informado de las numerosas acciones desarrolladas para atender a colectivos y familias más vulnerables.

“Desde el primer momento, nuestra prioridad ha sido atender las necesidades de la población más duramente afectada por la crisis con la mayor anticipación y celeridad posibles. Con esta finalidad, hemos articulado una serie de actuaciones de índole económica y administrativa para dar una solución inmediata y ágil a las necesidades de emergencia social detectadas. Todas ellas se enmarcan dentro de lo podemos denominar como primer plan de emergencia frente al Covid-19”, ha señalado.

Además, Ruiz ha hecho referencia a “un nuevo plan a medio plazo, orientado a cubrir las necesidades básicas de la población que le permita vivir con dignidad y cuyo impacto dependerá del modo en el que se lleve a cabo el desconfinamiento”.

Renta Mínima

Respecto a la Renta Mínima, la consejera ha subrayado “la importancia de las medidas aprobadas para reforzarla, agilizando su tramitación y ampliando su cobertura” como los procedimientos extraordinarios de concesión de solicitudes de urgencia o emergencia social y la ampliación y prórroga automática de esta prestación. “Esto ha supuesto la movilización de 9,4 millones de euros con el objetivo de beneficiar a unas 5.000 familias. De hecho, ya ha posibilitado que hayamos pasado de 6.222 familias perceptoras en marzo a 11.388 en abril, alcanzándose la nómina más alta desde la implantación de la Renta Mínima”, ha señalado.

Por otra parte, la agilización y simplificación administrativa de la prestación ha servido para gestionar, entre otras cuestiones, el aumento de la duración de las ampliaciones de seis a doce meses, dar tratamiento de nueva solicitud a las ampliaciones que se hubieran presentado con posterioridad a la finalización, la habilitación de los trabajadores y trabajadoras sociales de los Servicios Sociales Comunitarios para presentar solicitudes y, sobre todo, acordar una nueva situación de emergencia social para las familias con menores a cargo y unipersonales a la vez que se crea una prestación extraordinaria de cinco meses. “Esta nueva ayuda de emergencia cuenta con un presupuesto de 10,5 millones de euros y beneficia a unas 4.200 familias”, ha concretado.

En segundo lugar, Rocío Ruiz ha recordado la transferencia de más de 29 millones de euros a las entidades locales como adelanto del Fondo Social Extraordinario, “fijándose la prioridad en ampliar las partidas destinadas a garantizar ingresos suficientes a las familias para asegurar la cobertura de sus necesidades básicas mediante ayudas de emergencia social”, concretamente en un 35 por ciento de la cantidad total percibida.

Tarjetas monedero y Ayudas Económicas Familiares

Asimismo, y como tercer instrumento de planificación, ha señalado la puesta en marcha de un fondo de garantía alimentaria articulado mediante la concesión de tarjetas monedero a familias afectadas por las consecuencias económicas del Covid-19 para su uso en mercados y tiendas de proximidad. Estas oscilarán entre 150 y 250 euros mensuales y serán concedidas por las ONGs en coordinación con los Servicios Sociales Comunitarios de la zona que corresponda.

En relación con la implantación de esta medida, la consejera ha informado que “ha sido estudiada y valorada de la mano del grupo de trabajo creado en el seno de la Comisión permanente de diálogo con la Mesa del Tercer Sector. Este programa extraordinario cuenta con un presupuesto de 17 millones de euros, procedentes directamente de los fondos propios de la Consejería, y permitirá cubrir las necesidades de más de 20.000 familias andaluzas. Aunque su duración va a ser inicialmente de cinco meses, se podrá ampliar en función de la evolución de la pandemia y se complementa con una ayuda de un millón de euros a la Federación Andaluza de Bancos de Alimentos”.

Ayudas Económicas Familiares

Finalmente, Ruiz se ha referido al incremento de 1,5 millones de euros en el presupuesto para el programa de Ayudas Económicas Familiares, que finalmente alcanza los 5 millones de euros en el ejercicio 2020. “Esta ayuda es fundamental en la lucha contra la pobreza infantil porque permite mantener a los menores en su entorno familiar, garantizando así su convivencia en el seno de la familia. Por este motivo, además, se han adoptado una serie de medidas de flexibilización con el objetivo de facilitar la ejecución del programa y agilizar su concesión”, ha concluido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *