La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, ha cifrado en más de 71,7 millones de euros los fondos destinados con carácter extraordinario a garantizar la atención a la dependencia en centros de día y residenciales para personas mayores y con discapacidad.

Ruiz ha subrayado el esfuerzo de su departamento por atender las residencias y centros de día en la comunidad. “Se extremaron las precauciones para proteger a nuestros mayores y prestarles el cuidado y atención que merecen dada su especial vulnerabilidad”. Así, antes incluso de la declaración del primer estado de alarma, se suspendieron las visitas domiciliarias. Además, se restringió el acceso a las residencias, se cerraron centros de día y se reconfiguró el servicio de ayuda a domicilio.

Estas acciones fueron acompañadas de medidas económicas extraordinarias. Tenían como objetivo garantizar la prestación de los servicios y asegurar el mantenimiento del empleo entre las entidades prestadoras de la dependencia. Así, ha detallado Ruiz, se movilizaron 21,8 millones para los centros de día y 35,6 millones de euros para el mantenimiento de la ayuda a domicilio. Así como 1,8 millones para medidas de atención residencial.

“Este gobierno continúa apoyando la sostenibilidad de un sector que se ha visto seriamente afectado por las circunstancias acontecidas durante la presente crisis sanitaria. A la vez que respaldando el mantenimiento del empleo”, ha enfatizado la consejera.