La Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía ha instalado dispensadores de gel hidroalcohólico en el interior de cada uno de los trenes del Metro de Granada. Atendiendo a la última orden publicada en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA).

Los dispensadores de gel se han colocado en las unidades de metro en los marcos de los fuelles. De manera que podrán ser desinstalados al final de la pandemia. Estos aparatos tienen válvulas que soportan bajas densidades, acordes con su uso. Esta medida ha sido aceptada por el comité de seguridad del metro por tratarse de una situación extraordinaria. Ya que en el interior del metro todos los elementos deben ser incombustibles. Por lo que se ha limitado la colocación de estos dispensadores al mínimo tamaño para garantizar la seguridad de los usuarios.  

Gracias a los dispensadores de gel se minimiza el riesgo de transmisión del virus por contacto con superficies o dispositivos. De hecho, además de los equipos habituales de limpieza, el metro de Granada mantiene durante la pandemia un equipo de desinfección con productos de base alcohólica que actúa en los trenes en la cabecera de Albolote.  

El método más eficaz para evitar en lo posible la transmisión aérea del virus es el uso obligatorio de la mascarilla. Así como una ventilación adecuada. En el caso del Metro de Granada, se ha modificado la entrada de aire fresco del exterior. De manera que la renovación del aire se hace cada 2,5 minutos. El sistema de aire acondicionado funciona solamente en el ciclo de renovación, de esta forma la incorporación de aire es siempre desde el exterior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *