El CF Motril jugará, a mediados del próximo mes de julio, el ‘play off’ para intentar ascender a Segunda División B. La semifinal la disputarán contra el CD El Ejido 2012, mientras que la otra eliminatoria será un derbi jienense entre el Real Jaén y el Linares Deportivo. Después, los dos ganadores se medirán en la final por una plaza en la tercera categoría del fútbol nacional. Al ser la Tercera División una competición de carácter no profesional, los equipos no podrán entrenarse en grupos hasta que su provincia acceda a la Fase 2 de la desescalada. Y en el Grupo IX de esta competición, esta medida solo afecta al CF Motril, ya que Jaén y Almería sí avanzaron de fase el pasado lunes. Es decir, los tres rivales del club de la Costa Tropical ya están ejercitándose en grupo, mientras que los motrileños aún no pueden hacerlo.

Diferencias que crean una descompensación

José Manuel García es el entrenador del CF Motril. En el día de ayer atendía la llamada de Directo Marca Granada y charlaba con José Ángel Martos sobre cómo puede afectar a su equipo el hecho de llegar al ‘play off’ con una semana menos de entrenamiento: “Se produce una descompensación deportiva. Yo creo que es una decisión mal tomada por el Gobierno. Permite los entrenamientos de los equipos que están inmersos en los ‘play off’ según las fases de la desescalada. Entonces a los equipos malagueños de Segunda B y a nosotros no se nos permite hacer ninguna práctica deportiva, mientras que los equipos de las provincias en Fase 2 ya están ejercitándose en sus instalaciones. Sí es cierto que esa decisión por el CSD y acatada por la RFEF hace que unos partan con una ventaja de algunos días más entrenándose”.

Su rival en semifinales, el CD El Ejido 2012, ya se está ejercitando en grupo como hicieron saber por sus redes sociales: “Lo entiendo. Yo habría hecho exactamente lo mismo. Tienen jugadores profesionales, dedicados exclusivamente a jugar y eso les permite entrenar desde el primer momento. Lo que se les puede hacer largo son dos meses entrenando para jugar únicamente un partido. El futbolista puede llegar agotado mentalmente tras tanto tiempo sin jugar ni un solo amistoso. Es muy importante llegar bien, tanto física como mentalmente”.

Sin excusas pese a todo

Sin embargo, y aunque se puedan producir ciertas ventajas, el técnico motrileño no cree que sea una excusa: “Soy de los que piensa que una semana, teniendo dos meses de preparación, no te merma demasiado. Si estuviéramos hablando de solo un mes de entrenamientos, se notaría mucho más. Tenemos los ‘play off’ el 18 de julio y estamos ahora a mediados de mayo. Tenemos tiempo suficiente como para que esa semana de entrenamiento de más no nos afecte de ningún modo”.

La decisión que sí celebra José Manuel García es la de la sede de los partidos por el ascenso, Marbella: “Es una decisión muy acertada que se juegue en Marbella. Me parecen unas instalaciones muy adecuadas y que cumplen todos los requisitos. Además, los cuatro equipos que vamos a jugar allí, sabemos lo que es trabajar con instalaciones amplias y de césped natural. No podemos quejarnos ninguno de los cuatro equipos. Es una de las decisiones más acertadas que se han tomado”.

Reconocía finalmente García que tiene “muchas ganas de verle la cara a todo el mundo, de volver a hacer las mismas bromas de siempre, etc. Llevábamos siete meses viéndonos casi a diario y al final esa rutina se echa de menos”. Además, hablaba de ciertos momentos de dificultad en la relación entrenador-presidente que mantiene con su padre, máximo dirigente del club motrileño: “Con mi padre es una situación complicada. Yo prefiero que él no estuviera y viceversa. Cuando se es familia, la manera de transmitirse las cosas es siempre más agresiva. Es raro el día que nos llamamos y no discutimos. Aun así, siempre decimos que él y yo vamos juntos contra el mundo. Nos están saliendo bien las cosas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *