Juan-Marín-Luis-Salvador

Un nuevo terremoto, esta vez político, sacude la ciudad de Granada. El PP rompe con Cs, pero Luis Salvador sigue al frente de la alcaldía.

Juan Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía, ha hablado sobre la situación que se está produciendo en el Ayuntamiento de Granada. Luis Salvador, alcalde de Granada, cuenta únicamente con el apoyo de José Antonio Huertas, concejal de Ciudadanos, después de que Manuel Olivares y Lucía Garrido, ediles del partido de Salvador, y los 6 concejales del PP hayan abandonado el gobierno.

Viendo como está la situación, Marín ha reconocido que “va a resultar complejo sacar adelante la administración de una capital de la importancia de Granada”. A su vez, ha mostrado su desconcierto con el PP. “Nos ha sorprendido el PP de Granada por la decisión de abandonar el Gobierno de Granada”

El vicepresidente de la Junta ha expresado su extrañeza por el hecho de que el PP de Granada “haya tomado la decisión de abandonar un Gobierno bastante estable, que estaba haciendo las cosas bien, que estaba recibiendo el apoyo de la Junta de Andalucía”, entre las que ha enumerado iniciativas como el Plan Alhambra o el Acelerador de Partículas, así como “las muchas inversiones previstas”.

“Ha llegado el momento de que den explicaciones de por qué han decidido abandonar el Gobierno”, ha sostenido Marín sobre la actitud del PP de Granada, quien ha sostenido que esa reacción de dejar el gobierno del Ayuntamiento de Granada “no obedece al interés general de los granadinos”. “No entendemos a qué obedece”, ha proseguido Marín, quien ha planteado la disyuntiva entre “ocupar el sillón o mirar por el interés general de los granadinos”.

Reacción del PP andaluz

En la rueda de prensa del Consejo de Gobierno, el portavoz de Gobierno de la Junta, el popular Elías Bendodo, ha hablado sobre la repercusión en la Junta de Andalucía acerca de la ruptura del acuerdo PP-Cs en el Ayuntamiento de Granada. Para el portavoz, “el pacto goza de muy buena salud” en el Gobierno autonómico. También ha mencionado en múltiples ocasiones que “no es un tema del Gobierno andaluz, sino de un pacto de gobierno entre PP y Ciudadanos en la ciudad de Granada”.