El vicepresidente de la Junta, Juan Marín, ha mostrado su descontento ante la situación que vive Granada dejando entrever que “con las circunstancias que tiene debería estar en confinamiento domiciliario. Pero el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha dicho claramente que no va a haber confinamiento domiciliario. A pesar de las circunstancias tan terribles”.

El político de Ciudadanos ha repasado evaluado el impacto que recibe Granada tras las fuertes restricciones tomadas en el programa televisivo ´Cuatro al día“. Según Juan Marín, “no queda otro remedio que cerrar muchas actividades y parte de la movilidad. La situación es de riesgo extremo y ante un riesgo extremo lo primero deben ser salvar vidas“.

Respecto a las protestas de los sanitarios se ha mostrado bastante empático con los empleados del sector. “Estos profesionales están aguantando un presión desde hace muchos meses. Con la incidencia de la pandemia, hacen que las medidas sean muy difícil de entender y encajar. Hay malestar y yo lo entiendo”, ha reconocido.

Ante la pregunta de las ayudas a empresas, Juan Marín ha recordado las ayudas de Línea Andalucía. Se tratan de una forma de financiación empresarial, donde la Junta es “avalista” de los créditos a empresas. Además de “una serie de medidas” no reembolsables para todas las pymes que “se pusieron en marcha hace tres semanas”.

No obstante el vicepresidente andaluz reconoce que es un problema que supera cualquier posibilidad presupuestaria de cualquier administración local, autonómica y nacional. “Echamos en falta más de 800 millones de euros en ayudas, pero ahora es cierto que llevamos mucho tiempo ya pidiendo un plan de rescate. No solamente para la hostelería, tengo que recordar que los hoteles están cerrados, hay más de 8.500 hoteles en Andalucía y más de 90.000 pequeños comercios que también se ven afectados por estas restricciones”, ha concluido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *