La Junta de Andalucía se volvió a adelantar al Gobierno de España y su presidente Juanma Moreno compareció ante los medios de comunicación para anunciar el paquete de medidas que el Gabinete de Crisis de la Junta de Andalucía ha decidido tomar en función también de lo que el Gobierno decida y anuncie. Ante la tardanza de los socialistas en comunicar las medidas estatales, el presidente de la Junta dio a conocer, entre otras cosas, el confinamiento de parte de la sociedad andaluza en sus casas (a la espera de lo que comunique Pedro Sánchez), el cierre de los restaurantes bares y hostelería en general, estrechar los horarios de transportes públicos al 50%, y dejar solo abiertos establecimientos que vendan productos de primera necesidad, además de las farmacias y gasolineras.

El máximo mandatario en Andalucía demandaba que «se establezca un mando único y plena coordinación entre todos los territorios de España. La situación es grave y no estamos para mirar hacia fuera, sino para adentro. Las competencias que se vean afectadas se recuperarán pero las vidas de nuestros compatriotas que se pierdan, nunca regresarán».

En una declaración institucional supeditada siempre a lo que Pedro Sánchez manifieste, Juanma Moreno lamentaba «el triste fallecimiento de cuatro personas en Málaga y una en Jaén. Cinco pérdidas que lamentamos profundamente y estamos por debajo de otras comunidades con 376 afectados pero esto puede cambiar».

En Andalucía, «hemos tenido que tomar decisiones drásticas con cierres de centros de día, espectáculos y colegios y guarderías y además la Semana Santa».

Reseña especial a la Semana Santa

«Los cofrades hemos sufrido mucho en muchas ocasiones. Ahora aceptamos con resignación esta medida, como cuando ocurre por inclemencias meteorológicas. Es una medida necesaria para evitar la propagación del contagio ya que el virus no ha mostrado su peor cara aún en Andalucía».

Y es que Moreno avisa de que «debemos estar preparados para un empeoramiento en nuestra comunidad la semana que viene y en las siguientes. Por eso apelamos a la concienciación de nuestros ciudadanos porque la responsabilidad es de todos nosotros y es más importante que nunca, en la medida de las posibilidades, quedarnos en casa. Nuestro papel es más importante que el de las propias administraciones».

Pero apela a la fortaleza de la región en la que «los andaluces estamos demostrando que somos capaces de afrontar esta crisis y debemos asumir las indicaciones de confinamiento, siguiendo un ejemplo de responsabilidad».