Después de una jornada cerrado al público para realizar diversas labores de limpieza, el Ayuntamiento de Granada ha reabierto sus puertas y, con ello, ha recuperado la normalidad.

Una vez se detectó el positivo del alcalde de la capital, Luis Salvador, el Consistorio activó su protocolo interno “de manera inmediata y con celeridad”, según ha asegurado Francisco Fuentes, edil de Recursos Humanos.

“Se cerraron las instalaciones consistoriales y el personal se marchó a casa y siguió teletrabajando. Además, se procedió a la limpieza y desinfección del ayuntamiento”, ha informado Fuentes.

Durante el pasado martes, se suspendió la actividad informativa al completo, pero también la municipal de cara a la ciudadanía. “Los usuarios que tenían cita, se desviaron a otras oficinas municipales, donde se les atendió. Por otro lado, aquellos cuyo trámite no era tan urgente, están siendo atendidos este miércoles”.

El concejal ha confirmado que el regreso de los trabajadores y de la atención al público se ha llevado a cabo “con normalidad”. Sin embargo, también ha verificado que los trabajadores que fueron “contactos directos” con los positivos detectados en el Ayuntamiento se encuentran en su domicilio “siguiendo las recomendaciones sanitarias”.

Por el momento, no ha trascendido el número exacto ni el cargo de estos contactos directos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *