granada-sevilla

El mundo del fútbol está de enhorabuena ante el regreso inminente de aficionados a los estadios… aunque no todos ríen por igual. El Gobierno de Pedro Sánchez ha confirmado que las competiciones oficiales -la Liga Santander y la Liga Smartbank en fútbol, y la ACB en baloncesto- finalizarán su temporada con hinchas en los graderíos de los territorios con mejor incidencia de coronavirus.

Ante esta situación, el estadio de Los Cármenes no podrá despedir el curso del Granada en la última jornada ante el Getafe junto con la parroquia rojiblanca. El Gobierno ha habilitado la vuelta de público tan solo en aquellas comunidades que mantengan un nivel I de alerta. Actualmente, Andalucía se halla en nivel de alerta 3, por lo que no se la considera apta para adoptar esta medida.

La única comunidad que se beneficiaría de esta medida a día de hoy sería la Comunitat Valenciana. Esta cuenta con una incidencia inferior a 50 contagios por 100.000 habitantes. Rozando tal registro se hallan Islas Baleares y la Región de Murcia, aunque aún por encima de los 50 positivos. Conociendo la cambiante situación del COVID19, no sería de extrañar que la lista de territorios aptos se modificara de aquí a la próxima jornada competitiva.

El regreso de los hinchas a los estadios y pabellones se llevará a cabo bajo diversos criterios de seguridad. El aforo no podrá propasar el 30% de la capacidad total, permitiendo la entrada de un máximo de 5.000 espectadores locales. No podrá haber afición visitante. Al acceder, se realizará un control de temperatura a todos los asistentes. Dentro del recinto, cada espectador deberá portar mascarilla FFP2 y guardar una distancia de seguridad de un metro y medio con otros asistentes. No podrá comer, beber (excepto agua) o fumar desde su asiento.