1922 es una fecha imborrable dentro de la historia del flamenco, pero también del imaginario artístico de la Alhambra, y no sólo porque el primer Concurso de Cante Jondo tuviese lugar en la Plaza de los Aljibes sino porque su celebración se gestó en el ambiente artístico del conjunto monumental.

El recinto alhambreño comenzó a forjarse en los ambientes flamencos a partir de la llegada a la calle Real de la Alhambra de la familia Barrios. Antonio Barrios, llamado popularmente ‘El Polinario’, regentaba una taberna asentada sobre unos baños árabes junto a la Mezquita. En aquel Sancta Sanctorum, sede del cante primitivo y lugar de tertulias y veladas flamencas, el Polinario -notable guitarrista y cantaor-, conocedor de aquellos cantes antiguos, ilustraba los encuentros acompañado de su hijo Ángel.

La recuperación de los cantes primitivos andaluces

Asiduos tertulianos fueron algunos de los intelectuales que marcaron la Edad de Plata granadina y que más tarde se convertirían en los precursores del Primer Concurso de Cante Jondo. Santiago Rusiñol, Ignacio Zuloaga, Miguel Cerón, Federico García Lorca, Manuel Jofré, Manuel Ángeles Ortiz, Hermenegildo Lanz, José Mora Guarnido, Fernando de los Ríos o Ruiz de Almodóvar, entre otros, abrieron –guiados por Manuel de Falla- la semilla de lo que ellos denominaron «la recuperación de los cantes primitivos andaluces».

Entrada del concurso.Entrada del concurso.

Inicialmente el evento se pretendió llevar a cabo en la Placeta de San Nicolás, teniendo como telón de fondo las torres de la Alhambra, pero debido al éxito de público que se esperaba, se decidió cambiar la ubicación por la de la Plaza de los Aljibes, decorada por Ignacio Zuloaga. Aquellas dos noches de los días 13 y 14 de junio, con luna llena, la Plaza de los Aljibes congregó a cuatro mil personas, entre aficionados, compositores, periodistas, escritores, poetas, pintores… En definitiva, una nómina destacada de la intelectualidad nacional y extranjera unidos por el llamamiento de Manuel de Falla y sus colaboradores.

Aquellos interesados en el cante pudieron escuchar la voz de Diego Bermúdez el Tenazas, el niño Caracol (ganadores de los primeros premios del concurso), Frasquito Yerbabuena o Carmen Salinas, entre otros, el toque de las guitarras de Ramón Montoya, Manolo de Huelva y Cuéllar, así como ver bailar a Juana la Macarrona y María la Gazpacha con la Zambra del Sacromonte.Retrato del compositor Manuel de Falla, con la dedicatoria a Ángel Barrios.

Ahora, cien años después, el Patronato de la Alhambra y Generalife, de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico, organiza un completo programa de actividades para conmemorar este acontecimiento único, entre las que se encuentra una exposición internacional en el Palacio de Carlos V el próximo mes de junio, comisariada por Rafael Gómez Benito y Rodrigo F. Gómez Jiménez.

Patronato de la Alhambra y Generalife

«Queremos recordar y mirar desde la perspectiva de los 100 años pasados, aquella idea excepcional y mágica que supuso un hito en el mundo del flamenco y en lo que hoy día conocemos como la protección y difusión del Patrimonio Cultural Inmaterial«, ha destacado la directora general del Patronato de la Alhambra y Generalife, Rocío Díaz, para quien esta muestra también es una oportunidad para resaltar la proyección a nivel nacional e internacional que tuvo y se reflejó en estudios y otros concursos y festivales flamencos que han llegado hasta nuestros días.

La exposición estará estructurada en siete áreas temáticas que engloban los acontecimientos que rodearon al Concurso de Cante Jondo de 1922: antecedentes, preparación y gestación, los días 13 y 14 de junio en los que tuvo lugar y todo lo que supuso con posterioridad.Adolfo Salazar, Manuel de Falla, Ángel Barrios y Federico García Lorca, en el interior de una Torre de la Alhambra.

Treinta años después de aquel épico primer Concurso de Cante Jondo en la Plaza de los Aljibes surgió el Festival Internacional de Música y Danza de Granada, y también con la Alhambra como escenario. Conocidos eran los conciertos de guitarra en el Patio de los Leones y de los Arrayanes de uno de los organizadores y miembro destacado del jurado del Concurso: Andrés Segovia.

Antonio Mairena, Morente, Camarón de la Isla, José Menese y Paco de Lucía

En la XXIII edición del Festival Internacional de Música y Danza de Granada el Cante Jondo entró por la puerta grande del Teatro del Generalife, y lo hizo con artistas como Antonio Mairena, Enrique Morente, Camarón de la Isla, José Menese, Fosforito y la guitarra de Manuel Cano y Paco de Lucía.

A partir de ese momento, el flamenco no ha faltado a su cita en la Alhambra, quizá porque el duende de aquellas noches de luna llena de 1922 sigue muy presente.