granada-centro

El tema de la calidad del aire de la ciudad de Granada ha ocupado un lugar protagonista en los últimos tiempos. La preocupación por el medio ambiente y la contaminación en la capital ha crecido progresivamente hasta meterse de lleno en la actualidad municipal. Esta semana una ola de polvo del Sáhara ha traído consigo malas noticias.

La calidad del aire ha experimentado un empeoramiento debiendo a estas partículas procedente del continente africano. Según muestran los datos del Ayuntamiento de Granada, el mes de marzo ha comenzado con malos registros. La estación Granada Norte ha registrado el pico negativo de 201’50 el pasado miércoles 3 de marzo.

Se trata de una cifra perjudicial, pues el valor aceptable no debe pasar de 65. Por su parte, la estación Palacio de Congresos ha contabilizado su pico máximo negativo el mismo día con 189’50. El miércoles también ha supuesto el peor día en cuanto a la medición de partículas PM10, las causadas por acontecimientos naturales.

Con un dato de 109’24 y 95’75 en estas respectivas estaciones, la calidad del aire ha resultado mala en la capital a lo largo de la semana. Desde ayer jueves 4, la situación ha iniciado una tímida mejora. Los últimos datos sitúan la calidad de las partículas PM10 por debajo de 50 en las dos estaciones, una cifra regular.