“Es un momento histórico para Granada”. Así comenzaba la intervención el teniente alcalde y concejal de movilidad, César Díaz. En una rueda de prensa telemática se presentaba el nuevo plan de reordenación de la ciudad, “más sostenible” aunque recordaba el edil que “siempre se ha apostado por el transporte público y el carril bus”.

Con este nuevo plan de movilidad se pretende “facilitar el distanciamiento social; favorecer el uso de la bicicleta y el patinete; recuperar la confianza en el transporte público“. Y es que según César Díaz hay estudios que demuestran que las ciudades avanzadas han pasado de utilizar el 34% de la población el transporte público a hacerlo el 66%.

En ese paquete de acciones que ya se van a poner en marcha, destacan varias cuestiones. Se establecerá una “red de corredores peatonales, señalizando el sentido único en los puntos de mayor volumen de peatones (almendra central, Merca80, Mercado de San Agustín, Avenida Dílar, Plaza de Toros, Sagrada Familia…). Hablamos de 51 kilómetros de rutas peatonales”. Esto afectará al tráfico de vehículos de algunas calles que quedará restringido, por ejemplo, “la calle San Antón que será de preferencia peatonal. Vamos a prohibir la circulación de vehículos salvo cocheras, hoteles y reparto en horas y días que correspondan. Habrá una reordenación del tramo final de calle Alhamar” señalaba César Díaz.

No será la única calle que podría pasar a ser peatonal. Preguntado en este sentido, el edil de movilidad confesaba que se está estudiando hacerlo también en “calle San Juan de Dios, calle Tablas, músico Vicente Zarzo y nos planteamos seriamente una parte de peatonalización en Carrera del Darro, una de las calles más bonitas del mundo. Estamos trabajando técnicamente en peatonalizaciones en todos los barrios de la ciudad”.

El coche privado será el gran damnificado en Granada a partir de ahora. Según el concejal de movilidad, “el objetivo es calmar el tráfico y disuadir del uso del vehículo privado”. Además de prohibir la circulación en buena parte de las calles, se va a limitar la velocidad en “30 kms por hora en toda la ciudad, con excepciones”. Se ampliarán las plazas de aparcamiento, actualmente hay 1.255 y se propone la creación de 1.216 plazas nuevas.

Para favorecer el uso de la bicicleta y el patinete, “se llegarán a acuerdos con talleres y tiendas para el alquiler no solo de uso lúdico y deportivo. Hay 15 kilómetros inconexos de carril bici y pretendemos pasar a unos 75 kilómetros con carril reservado para bus, taxi, bicicletas y vehículos de movilidad personal”. También se conectará la capital con el cinturón metropolitano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *