campaña-contra-la-hipersexualizacion-de-las-niñas

En la mañana de hoy, día 27 de enero, se ha presentado una nueva campaña para la ciudad de Granada. Se trata de una iniciativa del Área de Igualdad que, tal y como ha explicado el Concejal de Igualdad, José Antonio Huertas, tiene “el objetivo de socializar en igualdad y de proteger a la infancia y adolescencia en la exposición de la imagen y la dignidad y luchar contra la hipersexualización de las niñas”.

Tiene el lema “Dejemos que las niñas sigan siendo niñas”. La concejalía que dirige Huertas, junto al Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), lanzan esta campaña. “Se centra en trabajar contra la cosificación del cuerpo de la mujer y contra la hipersexualización de las niñas”, explicaba Huertas.

El edil de Igualdad añadía que “hablamos de un problema que puede conllevar una serie de problemas y riesgos que pueden afectar a la autoestima”. Asímismo, puede afectar a “la capacidad de establecer relaciones personales, provocar Trastornos de la Conducta Alimentaria, riesgo de prácticas sexuales prematuras, con peligro de embarazos prematuros, etc.”.

Cuarta campaña conjunta de IAM y Ayuntamiento

Se trata de la cuarta campaña en favor de la igualdad del Ayuntamiento de Granada cofinanciada gracias al IAM. Se llevó previamente a cabo una campaña por el 25N en el año 2019. Otra para prevenir el maltrato durante el confinamiento con lema “No esperes a no oír nada”. La última, hace solo unos meses, para prevenir la violencia de género en redes sociales. “Los carteles de promoción se verán por toda Granada. Pero también se enviarán a las AMPAs de los colegios, emitiremos cuñas en las radios, pondremos el spot en TG7 y en medios digitales”.

Ruth Martos, como responsable del IAM, ha dado la enhorabuena “al Ayuntamiento por la nueva campaña y por el trabajo diario desde la concejalía y el área de Igualdad”. Al mismo tiempo, ha afirmado que la campaña que hoy se presentaba es “imprescindible”, porque “es un riesgo para la salud integral”. Y concluía: “Se nos impone un canon de belleza y se nos da un valor en función del deseo sexual que despertamos y se está erotizando, cosificando y mercantilizando nuestra imagen infantil”.

Las familias, parte fundamental

Por último, tanto Huertas como Martos han destacado la importancia de la comunidad educativa para que este mensaje cale en la infancia y adolescencia granadina. Pero no solo de ellos: “Una parte fundamental es mandar carteles y folletos a los padres, para que ellos sean conscientes del riesgo y peligro para estas niñas. Para que esto cale tenemos que contar con los centros educativos, pero también con las familias”.