La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, ha hecho balance de gestión de los dos primeros años de gobierno. Donde ha informado que “las medidas emprendidas por la Consejería durante este tiempo han beneficiado a casi 1,5 millones de andaluces y andaluzas”.

Los grandes objetivos de su departamento para el año 2021 son la atención a la dependencia y la lucha contra la pobreza infantil. Para ello, ha señalado, “la Consejería cuenta con un presupuesto récord de 2.259,71 millones de euros. Es decir, un 3,44% más que para el año 2020”.

Entre las medidas se encuentra el incremento del precio/hora en las retribuciones de las 30.000 trabajadoras del servicio de ayuda a domicilio. Llegando hasta los 14,6 euros, lo que supone una subida del 12%. O la llegada al Parlamento del anteproyecto de Ley de Infancia y Adolescencia de Andalucía. “Una ley más que necesaria. Adapta por fin el actual marco normativo que es de 1998. Que no recogía los cambios sociales de estos más de 20 años. Nuestro propósito es que no haya niños y niñas menores de 13 años en centros residenciales y que los menores de 7 años pasen allí menos de tres meses”, ha señalado.

Rocío Ruiz ha destacado la gestión de la Renta Mínima de Inserción de
Andalucía
. En concreto, en el ejercicio 2020, 137,5 millones de euros de ejecución presupuestaria y 79.000 personas beneficiarias. También cuenta con la constitución del primer Consejo Andaluz LGTBI en materia de diversidad.