La contaminación atmosférica por Dióxido de Nitrógeno se ha reducido en Granada en un 31% durante el primer trimestre de 2021 en comparación a otros años. Así lo ha avanzado la concejal de Medio Ambiente, Pepa Rubia, quien ha hecho balance de la calidad del aire en Granada. Para ello compara este año con los años 2015 a 2019, anteriores a la pandemia.

“Sorprende que en los datos de enero y febrero de este 2021 son sensiblemente inferiores a los valores medios para esos meses, en el periodo 2015-2019”, ha explicado. “Esto nos induce a pensar que desde el primer mes del año. Si todo sigue así, estemos en disposición de poder cumplir los valores legales al final del año. Una circunstancia que no se ha dado en años anteriores”.

Rubia ha enumerado algunas iniciativas impulsadas desde el área de Movilidad como los carriles pacificados, aparcamientos para bicicletas, parking disuasorios. Además de la reducción de los límites de velocidad tanto en la autovía como en la ciudad o la compra de 34 autobuses híbridos no contaminantes.

“Y si nos vamos al área de Medio Ambiente, se está adquiriendo maquinaria eléctrica para la limpieza de la ciudad. También hemos optimizado las rutas de recogida de residuos, tenemos sensores en los contenedores de selectiva de plástico –con lo cual solo vamos a recogerlos cuando tienen un llenado superior al 75%- . Incluso hemos optimizado también la recogida en el centro de la ciudad, donde hemos pasado de hacerla con cinco camiones a dos”.