El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, hizo balance de la Copa del Rey durante la mañana del lunes y confirmó que el evento ha dejado más de 21 millones de euros en la ciudad granadina, 11 de ellos de manera directa y más de diez de manera indirecta.

Según comentó, se han registrado más de 13.000 visitas, con 10.000 plazas hoteleras cubiertas, 10 zonas para aficionados repartidas por el centro de la ciudad y hasta 30 citas, actividades y otro tipo de eventos.

Cuenca quiso felicitar a los responsables municipales y a los ciudadanos granadinos, porque “esta ciudad ha brillado durante este fin de semana, demostrando que es una ciudad de élite y muy acogedora”. El alcalde definió el evento como un rotundo éxito de organización, con “numerosos motivos para sentirse orgulloso”, confirmó que no hubo ninguna incidencia negativa, y volvió a agradecer a los trabajadores de la Policía, de limpieza, de seguridad y del área de turismo. “Granada ha demostrado que es una ciudad capaz de albergar un evento de este tipo y del que se plantee”, añadió. Por otro lado, felicitó a la Universidad de Granada por la organización de la MiniCopa.

El edil admitió que la proyección de la ciudad es difícil de medir, pero recordó que la final se vio en 188 países, además de ser cubierta por los 120 medios de comunicación acreditados, más de 200 periodistas, con 1.400 noticias entre todos los partidos y más de 19 millones de visualizaciones totales en redes sociales, superando los datos de la anterior Copa del Rey. “Los propios profesionales, aficionados y ciudadanos decían que la ciudad debería ser la plaza permanente para el desarrollo de la Copa”, reconoció.

Con una ocupación hotelera de entre el 90% y el 95% y más de 40.000 pernoctaciones entre la capital, el área metropolitana y la Costa Tropical, el fin de semana superó con creces las previsiones iniciales. El alcalde confirmó que la inversión en el Palacio de los Deportes (900.000€) dio sus frutos, y que “las propias directivas del Real Madrid y Barcelona reconocieron la calidad del pabellón”. Por último, confirmó que el parqué del pabellón tuvo una situación complicada al tener problemas de ajuste, pero “se tomaron decisiones complicadas en tiempo récord para solucionarlo. Granada ha estado muy a la altura de la competición”, declaró.