Desde que comenzó la pandemia del coronavirus, los balcones se fueron llenando de mensajes de ánimo y de apoyo para superar la situación, de agradecimiento con los que están en primera línea de actuación, pero, lamentablemente también de carteles de ‘Se alquila’ o ‘Se vende’.

Las medidas adoptadas por el Gobierno para ‘suavizar’ la crisis económica de arrendadores y arrendatarios, no han sido suficientes y muchos granadinos se han visto abocados a echar la persiana al negocio, dejar su piso de alquiler o no pagar. Nos hemos puesto en contacto con Borja Santamarina, propietario de Inmobiliaria 3.0 para abordar la problemática del sector: “Es una desgracia. Estamos teniendo pérdidas de miles de euros“.

Este empresario granadino nos comenta que “muchas operaciones se han caído por el miedo y la incertidumbre de la pandemia que ha llevado a la gente a recular, o porque directamente les han hecho un ERTE”. Para evitar la morosidad, el Estado había programado unas acciones de moratoria en los pagos de alquileres, sin embargo, en Inmobiliara 3.0 ya tienen una lista con impagados. “Antes de la pandemia teníamos una tasa del 0%. Ahora mismo tenemos cinco alquileres que este mes se han quedado sin pagar por imposibilidad, porque no pueden pagar la cuota. Estamos llegando a una negociación donde no se vean afectadas ninguna de las partes”.

“Es una tragedia explicar a un propietario que su casa que valía 20, ahora vale 5”

Borja Santamarina. Gerente de Inmobiliaria 3.0

Una situación de asfixia económica y de desesperación, podría provocar que muchos granadinos malvendan propiedades para tener liquidez, lo que podría traducirse en una oportunidad de oro para las inmobiliarias. Sin embargo, Borja Santamarina lamenta “hacer negocio de las desgracias. Es una tragedia explicarle a un propietario que su casa que valía 20, ahora vale 5, porque yo antepongo el bienestar de las personas. Hay que negociar precios y no va a ser una oportunidad de negocio de la que vayamos a disfrutar”.

Foto: Photographers

Las inmobiliarias van a tener también la competencia de los particulares que preferirán ahorrarse el dinero del intermediario. En este sentido, el gerente de Inmobiliaria 3.0 aconseja ponerse en manos de profesionales: “Esta crisis sirve para hacer una limpieza en el sector. El particular se va a dar cuenta de lo que es una inmobiliaria. Me parece un error que se meta en vender o alquilar una vivienda, porque requiere de una serie de conocimientos y calentamientos de cabeza que no compensan por pagar unos honorarios”.

Es difícil vaticinar cómo saldrá el sector inmobiliario de esta crisis económica que se avecina. En esta PYME granadina tienen clara su filosofía: “La estrategia va a ir enfocada a las personas. Vamos a evaluar la situación de cada una. Por qué quiere vender, comprar o alquilar. Vamos a olvidarnos de vender y alquilar casas, y centrarnos en trabajar con personas. Lo primero eres tú como persona, como empresario, como inquilino, como comprador o como vendedor”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *