Los audios del excomisario Villarejo siguen tirando del hilo y de la manta, deshilando, poco a poco, situaciones que dejan al Rey emérito Juan Carlos I en una situación más que complicada por la supuesta «donación» de 65 millones de euros a Corinna zu Sayn-Wittgenstein. La alemana lo reconocía en dichos audios destapados recientemente por Ok Diario.

Y aunque el artículo 56.3 de la Constitución es claro, «la persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad», la Fiscalía Anticorrupción española y los helvéticos y británicos, están investigando en cuestiones económicas que afectan al monarca y que podrían afectarle de mil formas salvo judicialmente, aparentemente por la citada inviolabilidad. Pero el rastreo a su fortuna parece haber empezado de forma intensa.

Porque 65 millones supuestamente donados dan para mucho análisis e investigación. El medio de comunicaicón de Eduardo Inda, OKDIARIO destapó esta semana que Juan Carlos I donó en 2012 a Corinna y su hijo Alexander 65 millones de euros que había recibido del rey de Arabia Saudí, Abdalá bin Abdulaziz. Corinna recibió esta donación a través de la sociedad offshore panameña Lucum Foundation, creada, supuestamente, por dos de los testaferros del monarca: Arturo Fasana y Dante Canonica como secretario.

Comisiones, suspicacias, investigaciones, CNI, amenazas dudas y debates en torno a la figura de Juan Carlos I y de la princesa Corinna que siguen agrandando la sombra de que la corona española no pasa por su mejor momento.

30 comentarios

Comments are closed.