Ana Berrocal Jurado, Delegada de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación en Granada, ha emitido una carta dirigida a la comunidad educativa de toda la provincia de cara al inicio del curso lectivo 2020-2021. En ella hace hincapié en la situación sanitaria que vive nuestro país y el resto del mundo y anima a trabajar a todos con responsabilidad compartida para tratar de hacer de esta generación unos adultos más fuertes y preparados.

“Estimadas familias, docentes y profesionales de la Educación de Granada:

El pasado mes de marzo nuestra rutina escolar sufrió un repentino cambio como consecuencia de la pandemia provocada por el coronavirus. Tuvimos que tomar la difícil decisión de interrumpir las clases presenciales y continuarlas de forma telemática en nuestros hogares, pues las condiciones de seguridad sanitaria así lo requerían.

Tras varios meses de trabajo en coordinación con la Consejería de Salud y Familias, el pasado mes de junio la Consejería de Educación y Deporte presentó un Plan de Acción para el nuevo curso en el que apostaba por un regreso presencial a las aulas en septiembre. Ahora que estamos a principios de septiembre y ha llegado el momento de iniciar el curso, adaptándonos a la realidad cambiante en la que vivimos como consecuencia de la crisis sanitaria derivada por el coronavirus y tras las reuniones mantenidas en las distintas mesas sectoriales, la Consejería de Educación ha publicado una circular con fecha de 3 de septiembre en la que, entre las medidas de flexibilización curricular y organizativas para el nuevo curso, se ofrece a los centros distintos modelos para la organización curricular flexible que permiten la asistencia del alumnado de forma presencial, telemática o semipresencial a partir del tercer curso de la ESO. De esta manera, se garantizan tanto las condiciones de seguridad y salud de las personas como el derecho a una educación de calidad. Sea de un modo o de otro, volvemos todos juntos con más ganas que nunca.

En este peculiar inicio de curso, deseo enviar un mensaje de tranquilidad a todos los miembros de la comunidad educativa: padres y madres, maestros, profesores, alumnado… Así como al personal no docente que también forma parte de la gran familia que constituye cada uno de los centros educativos.

Todos tenemos familiares en edad escolar; es lógica y razonable nuestra preocupación en la vuelta al colegio, pero estoy convencida de que todo el trabajo que se está realizando por parte de las Consejerías de Educación y Salud, así como de los distintos representantes y miembros de la comunidad educativa, permite volver a las aulas con seguridad. Recientemente, nuestro Consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, nos ha recordado que “el nivel vírico en los niños es menor que en los adultos” y que su capacidad de contagio es “seis veces menor”.

Soy consciente de que el riesgo cero no existe; habrá casos en nuestros centros, pero estamos preparados para actuar con rapidez porque se ha trabajado con esmero y dedicación siguiendo las pautas establecidas por las autoridades Sanitarias. En consecuencia, ya están establecidos los protocolos COVID-19 en todos nuestros centros educativos. Se trata de unos planes de contingencia elaborados con rigor, cariño y entrega por todos los equipos directivos de cada uno de los centros de la provincia.

Junto a esos protocolos, cada centro ya cuenta con un coordinador COVID-19 que coordinará la implementación y desarrollo de dichos protocolos y que estará en contacto directo con un referente sanitario.

En esta línea me gustaría destacar que el 7 de septiembre, se ha constituido la Comisión Provincial para el seguimiento de esas medidas de prevención, protección, vigilancia y promoción de salud frente al Covid-19 en nuestros centros educativos. Su objetivo principal es el seguimiento en la provincia de Granada de la aplicación de las medidas de prevención y la toma de decisiones conforme se pueda ir modificando la evolución de la pandemia. Esta Comisión, que se reunirá una vez a la semana, está compuesta por los delegados provinciales de Salud y Educación (Indalecio Sánchez-Montesinos y yo misma), el titular de la Jefatura de Servicio de Salud Pública de la Delegación Territorial, el titular de la Jefatura de Inspección de Educación, un responsable de la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales y un referente COVID Provincial en Salud.

Cumpliendo con las medidas preventivas prometidas de cara a la vuelta presencial a las aulas, un total de 16.000 profesionales de Educación (personal docente y no docente) se está sometiendo a las pruebas de detección COVID-19 en la provincia de Granada. Este dispositivo de realización de test, organizado por las delegaciones de Salud y Educación, se está llevando a cabo antes de la incorporación del alumnado a la actividad lectiva, entre el 31 de agosto y el 10 de septiembre. Además, se van a repartir 320.000 mascarillas y 39.000 litros de hidrogel cada mes entre los centros de la provincia de Granada.

No menos importante es la nueva contratación de personal docente que la Consejería de Educación y Deporte está llevando a cabo. Deben saber que el pasado viernes 4 de septiembre se celebró una nueva reunión de la mesa sectorial de la pública en la que esta Consejería ha compartido con los agentes sociales su disposición a acordar un aumento de esos refuerzos de 6.400 maestros y profesores, de los que más de 5.400 van a reforzar la educación pública, dentro de un Plan de Acción del Gobierno presentado el pasado mes de junio. La Consejería ha puesto sobre la mesa de negociación la posibilidad de superar la cifra de maestros y profesores de refuerzo de plantilla en la educación pública y en más de 7.000 en el total del sistema educativo andaluz para el curso 2020-21.

A la contratación de nuevo profesorado se une la contratación de nuevos profesionales de la limpieza para los centros de titularidad de la Consejería de Educación y Deporte. Con fecha 1 de septiembre, se ha reforzado el personal de limpieza para aumentar las condiciones de higiene y seguridad de los centros educativos en los centros que pertenecen al ámbito de competencias de la Administración autonómica de la provincia de Granada con un aumento de 194 profesionales nuevos, lo que supone una inversión mensual de 450.000 euros. Cumplirán las medidas acordadas por la autoridad sanitaria para hacer frente al COVID-19, especificadas en el documento “Medidas de prevención, protección, vigilancia y promoción de salud covid-19 para los centros y servicios educativos docentes (no universitarios) de Andalucía”, publicado por la Consejería de Salud y Familias el 29 de junio de 2020 (Rev. 27 de agosto 2020). Asimismo, está previsto que, aparte de estas tareas, refuercen las tareas ordinarias de limpieza para aumentar las condiciones de higiene y seguridad de los centros educativos, que ya realiza el personal con que cuenta habitualmente los centros y servicios educativos.

Además, la Consejería de Educación y Deporte ha destinado 45 millones para comprar 150.000 portátiles y se ha conseguido, además, otros 180.000 dispositivos electrónicos gracias a un acuerdo con el Ministerio de Educación, con una financiación del 20%, lo que supone un total de 320.000 dispositivos digitales para repartir a los centros educativos. En el caso de Granada, se asignará al menos un dispositivo digital por cada uno de los docentes que hay en el centro, y el resto se calculará priorizando el número de alumnado vulnerable del centro afectado por la brecha digital.

Sobre estos aspectos y sobre todas las medidas organizativas y curriculares del nuevo curso 2020-21, cada centro educativo convocará a todas las familias a una reunión informativa con la responsable de la tutoría antes de la incorporación del alumnado a la actividad lectiva.

Me gustaría aprovechar esta carta para enviaros un mensaje de cariño y de tranquilidad, pidiendo vuestra necesaria colaboración en la construcción de esta nueva realidad educativa que nos ha tocado vivir. La educación es un derecho fundamental de nuestros niños y niñas y es necesario contar con la colaboración de todos vosotros en esta vuelta al cole, que este curso más que nunca implica una responsabilidad compartida, donde las familias deben transmitir a sus hijas e hijos un mensaje de tranquilidad, seguridad y confianza en sus maestros y maestras, profesores y profesoras, y en que sus centros educativos son entornos seguros donde respetando las normas del protocolo Covid-19 y cumpliendo las directivas dadas por sus docentes van a continuar con su proceso educativo y la necesaria socialización que tanto ansían, sobre todo los más pequeños.

Esta es la realidad que nos ha tocado vivir, todos ansiamos que cambie lo antes posible y podamos volver a nuestra maravillosa forma de relacionarnos, de abrazarnos y besarnos. Nuestros niños y niñas ya han sufrido una eternidad de 6 meses en su infancia, de distanciamiento y aislamiento educativo, lo que sin duda ha marcado sus desarrollos, por eso tenemos que superar los miedos e inseguridades de los adultos, conocer y comprender el ingente trabajo realizado para proporcionarles centros educativos seguros y colaborar para que ellos se sientan felices y seguros y colaboren a su vez sintiéndose protagonistas en la construcción de esta nueva realidad Covid y para que continúen con su proceso educativo en las mejores condiciones posibles. De esta forma, trabajando todos unidos y con responsabilidad compartida estoy convencida que conseguiremos hacer de esta generación Covid, en un futuro no muy lejano, unos adultos más fuertes, más solidarios y más responsables.

Un fuerte abrazo,
Ana Berrocal Jurado.
Delegada de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación en Granada”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *