El positivo detectado del alcalde de Granada, Luis Salvador, ha alterado toda la programación municipal. Al igual que el primer edil, los trabajadores del Consistorio se verán obligados a desempeñar sus funciones desde el hogar, ya que el edificio se encuentra cerrado.

A lo largo del martes se van a llevar a cabo diversas tareas de limpieza y desinfección en la casa consistorial a raíz del contagio confirmado de Salvador. Por este motivo, el Ayuntamiento quedará cerrado hasta el miércoles 30.

Dicho cierre ha obligado a modificar la actividad municipal e informativa planificada para la jornada del martes. De este modo, han quedado anuladas las comparecencias del concejal de Movilidad, César Díaz, y del portavoz de Podemos – IU, Antonio Cambril. Ambos iban a tratar diferentes aspectos sobre la pandemia y la movilidad entre las 9:30 y las 11 de la mañana.

Además, la viceportavoz del PSOE, Raquel Ruz, ha sustituido la ubicación del Ayuntamiento por la de la Plaza del Carmen para tratar diversos temas relacionados con el transporte público.

El nuevo líder provincial del PP, Francisco Rodríguez, ha tenido que suspender su reunión con los alcaldes de Huétor Vega, Cájar y Otura. Rodríguez alega “responsabilidad” tras haberse reunido el pasado lunes con Salvador.

Son las principales consecuencias que ha acarreado el positivo de Luis Salvador. Un positivo que ha hecho saltar la alarma en el Consistorio de la capital granadina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *