Mamadou-Niang-Granada

El equipo de Pablo Pin sigue a la espera de poder incorporar un “5” que le haga cerrar su ansiada plantilla de 11 jugadores, más los cuatro canteranos que estarán en dinámica de primer equipo, y la ficha 12 que se guardan para una posible incorporación a lo largo de la campaña 21-22.

Hace unos días todo parecía indicar que el pívot estadounidense Stephen Zimmerman llegaría a un acuerdo con el equipo rojinegro para jugar la próxima temporada en Leb Oro. Pero el jugador no termina de decidirse por Granada y esto hace que la Fundación se impaciente y empiece a sondear otros nombres que hay en el mercado.

El nombre que más fuerza ha cogido en las últimas horas ha sido el Mamadou Niang.

Mamadou “Petit” Niang, 1 de enero de 1994, es un jugador senegales con nacionalidad española de 26 años de edad y con físico privilegiado para jugar al baloncesto.

Mamadou tiene experiencia en España ya que se formó en las categorías inferiores de Gran Canaria aunque luego cambio la afición “pio-pio” por la del Iberostar Tenerife. En Tenerife jugaba con el primer equipo de ACB aunque a veces ayudaba también en el filial de EBA.

Después de su aventura en las islas, se enroló en el proyecto sevillano que tenía el granadino Curro Segura con el Coosur Real Betis. Allí, ha estado jugando las dos últimas campañas donde ha promediado 4´1 puntos, 67´6% en tiros de campo, y 3´3 rebotes por partido. Cabe destacar que disputó únicamente 14 partidos la temporada pasada debido a una lesión de espalda.

A su vez, “Petit” tiene en su palmaré el campeonato de la Champions League en 2017, la Copa Intercontinental (2017) y el subcampeonato del presente año en la Champions League (2019). Es decir, es un jugador con experiencia europea.

Niang dispone de una tremenda capacidad atlética que ha ido trabajando durante los últimos años. Su garra, intensidad y actitud positiva suponen un plus en su juego. Es más efectivo en situaciones de recepción y definición, donde fácilmente supera el 70% de acierto, esto hace que aproveche su portentoso físico para adueñarse de la zona. Por desgracia, no dispone de un tiro fiable a media distancia y mucho menos desde el perímetro. Aun así, es un excelente reboteador ofensivo que podría complementar muy bien la pintura del equipo de Pablo Pin.

Mamadou Niang se convertiría en el “5” que tanto ansiaba encontrar la Fundación y que seguro que aportará experiencia y calidad a una plantilla que aspira al sueño de volver a estar en ACB.