antonio-fernandez-monterrubio

Los logros deportivos conseguidos por el Granada CF, y más concretamente, el triunfo en el Camp Nou frente al FC Barcelona, han quedado ensombrecidos por la guerra abierta que mantiene la propiedad de la entidad andaluza, y el antiguo director general, Antonio Fernández Monterrubio.

El exejecutivo se ha despedido en la mañana de este viernes 30 de abril del granadinismo, con una carta y con una rueda de prensa en el hotel Barceló. Monterrubio aseguró haber sufrido acoso laboral durante los últimos meses, padeciendo una situación insostenible en la que se intentaba forzar su salida.

Apenas cinco horas más tarde, el club ha contraatacado con el siguiente comunicado: “El Granada CF, ante las declaraciones efectuadas por su antiguo director general D. Antonio Fernández Monterrubio en fecha de hoy, manifiesta: Su más enérgica negativa y rechazo a las acusaciones de acoso vertidas por el indicado Sr. Fernández en dichas declaraciones. Con toda claridad, que el Sr. Fernández fue despedido del Club por causas disciplinarias. Que el Club hace expresa reserva de derechos y acciones frente al Sr. Fernández“.

El propio Fernández Monterrubio había anunciado que llevaría su caso a los tribunales. Parece que la relación no acabará de la mejor manera posible. Habrá que ver si se trata del último episodio de un culebrón que daña la imagen de una institución que festeja los 90 años de historia.