El sector hostelero ha salido a las calles de Granada para reivindicar la situación que están viviendo. Los representantes de la Federación Provincial de Empresas de Hostelería y Turismo de Granada han convocado una manifestación en la Subdelegación del Gobierno. El objetivo de esta concentración era mostrar su malestar y descontento hacia el Gobierno central y el Ayuntamiento por las pocas ayudas que está recibiendo su sector.

La reivindicación hostelera se ha llevado a cabo bajo el lema ‘Platos rotos’. Intentando comunicar que ha sido este sector el que ha sufrido como los que más los efectos provocados por la pandemia. De esta forma pretenden poner sobre la mesa lo sufrido que está a día de hoy la hostelería.

Los empresarios hosteleros piden ayuda junto a un plan de apoyo que les garantice estabilidad y supervivencia de estos empleos. Entre enero y noviembre de 2020 se calcula un desplome de la actividad hostelera de un 50%. Lo que significa una pérdida para este sector de 70.000 millones de euros. A esto se suma que cerca de un millar de empresas se verán en la obligación de cerrar si no reciben ningún tipo de ayudas.

Desde este sector se plantea la urgencia y necesidad de vacunar lo más rápido posible. De esta forma podríamos llegar al verano de una forma óptima para iniciar el proceso de estabilización y evitar otras nuevas restricciones que no harían más que dañar de forma grave al sector hostelero.