La Consejería de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda ha adjudicado, a través de la Agencia de Obra Pública, el contrato de mantenimiento integral del material rodante y de los talleres del Metro de Granada por casi 21 millones de euros (20.923.277) y una vigencia de 48 meses. El contrato ha recaído en la empresa CAF, fabricante también de los trenes. Este gasto, que fue autorizado en agosto por el Consejo de Gobierno de la Junta, da continuidad al contrato que expiraba a finales del pasado mes de diciembre.

Mantenimiento

El mantenimiento del material rodante, esencial para el óptimo funcionamiento del servicio, incluye las labores de mantenimiento tanto preventivo, como correctivo y modificativo (orientado éste último a pequeñas adaptaciones o modificaciones del material móvil por expresa petición de la Agencia de Obra Pública), garantizando así la fiabilidad en cuanto a la disponibilidad y buen estado del parque móvil.

Además, incluye la limpieza de las unidades (en la máquina de lavado y manual) y el mantenimiento del sistema ACR instalado en los vehículos del metro de Granada, que permite almacenar la energía cinética durante el frenado para su posterior consumo, lo que permite la tracción en los tramos sin catenaria.

Foto: Junta de Andalucía

En cuanto al mantenimiento de los talleres, están incluidas aquellas acciones correctivas derivadas del desgaste y averías propias de los equipos; el mantenimiento motivado por accidentes y agentes externos, y el mantenimiento legal de aquellas herramientas y equipos sujetos a legalizaciones o inspecciones periódicas oficiales de los sistemas de transporte como el metro de Granada.

Nuevo contrato

El nuevo contrato de mantenimiento del material móvil y de los talleres y cocheras se adecúa a los proyectos de futuro del Metro de Granada, como es la ampliación de la flota de trenes, que actualmente la componen 15 unidades, a las que se sumarán ocho unidades más, en fase de fabricación por importe de 40 millones de euros, así como a las futuras ampliaciones de la red. En concreto, la primera fase de la Ampliación de la Red del Metro de Granada, que la constituye la Prolongación Sur, que conectará Armilla con Las Gabias y Churriana de la Vega.

Este contrato de mantenimiento es necesario para garantizar el servicio comercial del Metro de Granada, asegurando que la flota de trenes cumple con los requerimientos de seguridad, fiabilidad, disponibilidad y calidad del servicio.