El Consejo de Gobierno ha aprobado un decreto ley con carácter extraordinario. Incluye medidas urgentes dirigidas a los trabajadores autónomos más afectados por la crisis sanitaria. Incluidas en el reciente Plan de apoyo a la pyme y a los autónomos suscrito el lunes 16 de noviembre entre la Junta y la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), la Asociación de Autónomos (ATA) y las cámaras de comercio. En concreto, se ha aprobado una ayuda a tanto alzado de 1.000 euros que podrán solicitar los autónomos de los varios sectores. Hostelería, comercio, servicio de peluquería, transporte por taxi y feriantes.

Esta medida cuenta con 80 millones de presupuesto y prevé beneficiar a 80.000 trabajadores por cuenta propia. Se tramitará con un sistema administrativo ágil que permite resolver en dos meses las solicitudes que presenten los beneficiarios. Lo que facilitará que los primeros pagos se realicen en el arranque del próximo año.

¿Quién se beneficia de esta ayuda?

Para ser beneficiarios de estas ayudas, se establece como requisito ser trabajador por cuenta propia o autónomo con domicilio fiscal en Andalucía. Con alta en el régimen especial de la Seguridad Social a fecha de 14 de marzo de este año. Además se exige que aún mantengan esta alta hasta el día de inicio del plazo de presentación de solicitudes de la ayuda.

Los autónomos que pueden solicitar la ayuda son los enclavados en los códigos de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE). Corresponde a los sectores de hostelería, comercio, transporte por taxi, y en el epígrafe del Impuesto sobre actividades económicas (IAE) correspondiente a servicios de peluquerías. Que no sean beneficiarios de las prestaciones extraordinarias de cese de actividad que están vigentes a nivel estatal. Para el sector de feriantes, se establece que esta actividad debe estar identificada en los epígrafes del IAE.

Para la tramitación de las solicitudes, el decreto establece que solo se podrá realizar de forma telemática. Además se establece un procedimiento ágil a través de declaraciones responsables de cumplimiento de los requisitos establecidos. Un plazo máximo de dos meses para resolver la resolución. Este sistema permitirá automatizar muchos procesos de revisión, experiencia que se ha llevado a cabo con éxito en la gestión de la ayuda de 300 euros destinada a los autónomos. Ha permitido llegar a realizar comprobaciones de casi 2.500 expedientes al día y un ahorro de 65.000 horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *