El Consejo de Gobierno ha aprobado una línea de subvenciones que respaldará el mantenimiento del empleo de unos 145.000 trabajadores de unas 45.000 empresas. Todos afectados por afectados por los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) contarán con 270,5 millones de euros

El objetivo de esta ayuda es colaborar en mantener los proyectos empresariales y la renta del mayor número de personas. Además de evitar que los ERTE se conviertan en ERE y en posibles despidos. Así como incentivar que los trabajadores se mantengan de alta y no pierdan un 30% de su salario al estar incluidos en expedientes de regulación temporal.

Podrán acogerse al incentivo las empresas con una plantilla media de hasta 20 trabajadores, con uno o varios centros de trabajo ubicados en Andalucía. Además que desde el 14 de marzo de 2020 se hayan acogido a un ERTE de Fuerza Mayor o causas ETOP en ambos casos relacionadas con la pandemia.

Estas empresas han de tener, al menos, una persona trabajadora en alta por cuenta ajena independientemente del porcentaje de jornada. Así como desarrollar actividades que están entre las más afectadas por la crisis y que se han recopilado en 163 CNAE.

La subvención aprobada está ligada a un indicador llamado Factor de Actividad, y en la práctica supondrá una cuantía de 505 euros al mes por empleo subvencionado durante un máximo de cuatro meses. El tope máximo de la ayuda alcanza los 30.300 euros.