El Consejo de Gobierno se encuentra estudiando posibles nuevas restricciones que entrarían en vigor a partir del próximo domingo 8 de noviembre. Así lo ha confirmado Juanma Moreno, presidente andaluz, para el que la actual situación de pandemia es “preocupante”.

En la última semana las cifras del coronavirus han empeorado, sobre todo las que hacen relación a los ingresos hospitalarios. Con los hospitales al borde del colapso al no disponer de las suficientes infraestructuras para ingresar a todos los pacientes COVID, la Junta de Andalucía ha decidido aprobar unos planes de contingencia especiales para la pandemia.

De este modo, Andalucía incrementa su capacidad hospitalaria de 12.379 camas convencionales y 1.245 UCI disponibles en la actualidad a un total de 15.275 camas convencionales y 2.070 de UCI. Concretamente en Granada, donde el viejo edificio del hospital Clínico está acogiendo a pacientes no graves de coronavirus, se pasa de 1.526 camas convencionales y 169 de UCI disponibles en la actualidad a un total de 1.868 camas convencionales y 259 de UCI.

El próximo domingo tendrá lugar una reunión del comité de expertos para evaluar la situación y decidir nuevas medidas para evitar la crecida de contagios. Como ha asegurado el propio presidente, las nuevas decisiones pasan por restringir aún más la movilidad para intentar no llegar al confinamiento domiciliario. Así, se adelantaría el toque de queda a una hora más temprana.

Con respecto a la provincia de Granada, está por ver si el Ejecutivo andaluz decide prorrogar las medidas anteriores. El cierre perimetral o la suspensión de la presencialidad en la Universidad finalizan el lunes 9.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *