El volumen de recursos económicos que debe llegar a Andalucía procedente de Europa para reactivar la economía obliga al Gobierno autonómico a establecer actuaciones. De esta forma se permite una ejecución eficaz de esos fondos y faciliten la puesta en marcha de los distintos proyectos. Así, el Consejo de Gobierno, aprueba un decreto ley que recoge medidas de agilización administrativa y racionalización de recursos. Además impulsa la recuperación y resiliencia en el ámbito de la comunidad autónoma. Y afectará a los fondos Next Generation y al marco financiero plurianual para 2014-2020.

Los principales objetivos serán simplificar la normativa para lograr la tramitación urgente y prioritaria de estas actuaciones. Además de agilizar en la medida de lo posible los procedimientos de programación, presupuestación, gestión, ejecución y control de las iniciativas. Y por último, optimizar y racionalizar al máximo los recursos de la Administración para aumentar su eficacia.

El consejero ha señalado que «debemos ser capaces de gestionar, destinar y emplear con más agilidad que nunca todos los recursos de los que vamos a disponer. Si la eficiencia y la eficacia han sido, desde la llegada de este Ejecutivo hace dos años, una máxima a seguir, ahora pasa a ser un objetivo trascendental«.

El decreto ley recoge medidas que contribuyen a dotar de mayor agilidad la tramitación de esos proyectos. Estableciendo uniformidad para la gestión de los fondos europeos. En este sentido, resulta necesario establecer una estructura de coordinación que supervise el proceso de gestión y ejecución. Además de tener capacidad para establecer alertas tempranas ante posibles eventualidades, sin renunciar a herramientas de control eficientes.