Cerca de 80.000 alumnos y alumnas de 377 centros docentes andaluces forman parte del programa aulaDjaque. Una iniciativa de la Consejería de Educación y Deporte que en septiembre pasado lanzó su cuarta edición. Tiene como objetivo dar a conocer los beneficios de la práctica y enseñanza del ajedrez en el ámbito educativo.

El ajedrez se ha convertido en una innovadora seña de identidad de la educación en Andalucía. Para ello, el juego-ciencia se muestra más allá de su dimensión competitiva y se presenta como una herramienta pedagógica que ofrece enormes usos potenciales en el aula. De tal manera que puede ser eficaz en el desarrollo de múltiples habilidades cognitivas y socioafectivas entre el alumnado.

El juego del ajedrez favorece, entre otras capacidades, la memoria, la atención, la toma de decisiones, la reflexión, la visión táctica y estratégica o el razonamiento lógico-matemático. Asimismo, desde un punto de vista emocional, la práctica de este juego ayuda a construir patrones de pensamiento, a reconocer los errores sin excusas. Además de obtener una mayor autoestima o a llevar la iniciativa cuando es preciso, tanto dentro como fuera del tablero.

Así, aulaDjaque contribuye a que los estudiantes conozcan las múltiples manifestaciones que este juego ha tenido y tiene en la historia, las matemáticas, el arte, la ciencia o la literatura.