Ha llegado el día que nunca debió llegar. Tras varias semanas con cifras durísimas en relación con la pandemia, el Gobierno andaluz ha decidido tomar medidas drásticas. Y Granada se lleva la peor parte.

A partir del próximo martes 10 de noviembre, toda actividad no esencial quedará cerrada en la provincia de Granada sin excepciones. Así, ningún establecimiento relacionado con el ámbito de la hostelería y la restauración podrá abrir y llevar a cabo su actividad hasta el lunes 23 de noviembre.

“Con Granada tengo muchos vínculos personales y familiares, pero la situación es delicada. En los últimos 14 días se han producido casi 1.200 casos positivos por 100.000 habitantes. Estos datos son peores que los de Navarra o Aragón, las comunidades que peor índice de contagio presentan a día de hoy. Recomiendo a los granadinos que solo salgan de casa para lo estrictamente necesario“, ha asegurado Juanma Moreno, presidente de la Junta.

Esta no es la única medida anunciada por el Ejecutivo andaluz. Primeramente, Moreno ha explicado que las restricciones aún en vigor se prorrogarán para toda la comunidad un día más, es decir, hasta las 23:59 horas del lunes 9 de noviembre. A partir del martes 10 entrarán en vigor las siguientes restricciones.

Prórroga del cierre perimetral y docencia universitaria telemática

Todos los municipios de Andalucía quedarán cerrados sin excepción alguna. Como ha explicado el presidente, la única manera para poder acceder o salir de sus fronteras será mediante una causa justificada de las anunciadas anteriormente. Además, la hora para el cierre de toda actividad no esencial en Andalucía se adelanta a las 18:00 horas, salvo en Granada.

El toque de queda nocturno, que se aplicaba entre las 23 horas y las 06 horas, quedará ahora comprendido entre las 22 horas y las 07 horas. Por otro lado, los colegios e institutos podrán continuar con su actividad presencial, algo que no podrán hacer las universidades. Estas pasarán a impartir docencia telemática, como ya venía realizando la Universidad de Granada. Las prácticas y labores de experimentación sí podrán desarrollarse presencialmente.

Por último, Andalucía quedará confinada totalmente mediante cierre perimetral durante las próximas dos semanas. Cada una de estas medidas serán revisables con carácter bisemanal. Del mismo modo, las reuniones siguen quedando reducidas a seis personas como máximo.

Según Moreno, estas medidas buscan combatir el avance de la pandemia y aliviar el colapso hospitalario que padecen diversos hospitales de la región antes de que la gripe común haga su aparición anual con la llegada del invierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *