juanma-moreno-granada

Los hospitales andaluces se han visto desbordados ante la tercera ola del coronavirus. Ante esto, los centros sanitarios de la Comunidad empiezan a colapsarse poco a poco por la gran cantidad de pacientes ingresados. Es inevitable pensar que en muy poco tiempo la presión hospitalaria será insostenible. Para evitar que eso suceda, la Junta de Andalucía a través de su presidente Juanma Moreno ha hecho público que sumará a sus recursos los de la sanidad privada, tanto para atender casos de coronavirus, así como otras patologías.

Esta nueva medida se ha concretado en un acuerdo que se ha alcanzado entre la patronal de sanidad privada y el Servicio Andaluz de Salud (SAS). El nuevo acuerdo va a permitir derivar a sus centros de sanitarios a pacientes que no tienen cabida en la sanidad pública ante la gran presión hospitalaria que ha generado el coronavirus en Andalucía.

EL SAS cubrirá los gastos, así lo afirma Juanma Moreno

El SAS será el encargado de pagar a la sanidad privada por esos servicios, la entidad ha acordado una lista de precios, aunque Juanma Moreno aún no ha dado más detalles del convenio ni del coste estimado.

La mayor parte de los hospitales andaluces se encuentran al límite de su capacidad y es por eso que Moreno ha movilizado las camas de la sanidad privada para que estén a disposición de las personas que más lo necesiten. Los niveles de hospitalización han alcanzado unos niveles inéditos en esta pandemia, pero Juanma Moreno precisa que todavía se encuentra por debajo de la media nacional.

El colapso en los hospitales ha provocado que el martes 26 de enero el Gobierno andaluz activara el “plan 7.500”. Esta medida significa poner todos los recursos de la sanidad pública y privada. También se podrán hacer uso de algunos espacios hoteleros, algo que ya se viene haciendo, para dar atención hospitalaria a 7.500 pacientes con COVID.19.