igualdad-lgtbi-rocio-ruiz

La Consejería de Igualdad ha puesto en marcha un protocolo para la detección de víctimas de violencia de género entre la población atendida por el servicio de teleasistencia de la Junta de Andalucía. El nuevo protocolo es un paso más hacia un sistema único de atención a las víctimas de la violencia machista. La idea nace de la colaboración entre el Servicio Andaluz de Teleasistencia y el Instituto Andaluz de la Mujer.

Para la consejera Rocío Ruiz, «ratifican el compromiso de este departamento. Así se ponen todas las herramientas posibles al servicio de la lucha contra la erradicación de la violencia machista. Y en favor de la diversidad sexual y contra la discriminación y los discursos de odio«.

El Servicio Andaluz de Teleasistencia mantiene una atención continuada y personalizada las 24 horas del día los 365 días del año a más de 237.830 personas mayores, en situación de dependencia y con discapacidad. «Lo que la convierte en una llave para acceder a atención y compañía. Además de escucha y para dar la voz de alerta ante cualquier situación de riesgo».

Así, el servicio de atención directa permite un contacto cercano con un amplio colectivo de mujeres. Lo que facilita la valoración, y en caso necesario, alertar sobre los niveles de riesgo potencial de violencia de género. «Es un proyecto muy ambicioso y en el que hemos puesto muchas expectativas. Porque saben que realmente no conocemos la magnitud de la violencia de género», ha resaltado Ruiz. «Nuestro objetivo es que cada vez afloren más casos».

También se aborda el desgaste profesional que vive el personal de atención directa al ser testigo del sufrimiento de las víctimas de violencia de género. Para ello, facilita estrategias de autoconciencia y autocuidado a fin de que el impacto emocional no repercuta negativamente en la toma de decisiones sobre la víctima.