El Gobierno andaluz está ultimando la tramitación de un Decreto que modificará el Reglamento de establecimientos de juego. Se recogerá entre otras cuestiones, que las nuevas aperturas deberán mantener una distancia mínima de 150 metros de los accesos a colegios e institutos. La entrada en vigor está prevista para este primer trimestre de año. Así lo ha avanzado el consejero Juan Bravo.

Este proyecto de Decreto regula las distancias con centros educativos. Además, se actualizan las sanciones aprobadas por Ley, se limita la publicidad. Y se garantiza mediante control de acceso que ni menores ni personas con problemas de adicción al juego.

Así, se incorporan como infracciones muy graves el acceso de menores de edad, prohibidos, la publicidad no autorizada. Así como los incumplimientos de horarios de apertura y cierre de los establecimientos de juego, que podrán ser sancionadas con multas de entre 10.000 y 300.000 euros.

“Estamos modificando la norma que elaboró el PSOE para mejorarla y proteger a los más vulnerables, siempre con el máximo consenso de fuerzas políticas, empresas y representantes de la sociedad civil”, ha señalado el consejero. Además, ha apuntado, asimismo, la necesidad de respetar los principios constitucionales que fundamentan la libertad de establecimiento.