tratamientos preventivos

La Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, va a iniciar en fechas próximas los trabajos de tratamientos selvícolas preventivos en veinte montes públicos de la provincia de Granada, pertenecientes a los municipios de Albuñuelas, Beas de Guadix, Deifontes, Íllora, Iznalloz, La Peza, Marchal, Moclín y Quéntar, trabajos que se están desarrollando en un total de 294,27 hectáreas con un presupuesto de licitación previsto de 1.220.959,77 €, el proyecto contempla una duración de las obras de dieciséis meses desde su inicio, teniendo prevista la finalización de estas en el primer semestre de 2023, justo antes del inicio del periodo de riesgo alto por incendios forestales.

El Reglamento Europeo de Ayuda al Desarrollo Rural a través del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), “contempla una serie de inversiones dirigidas a mejorar la calidad de las zonas forestales, en las que se incluye la reparación de los daños causados a los bosques por los incendios forestales y la prevención de los mismos con acciones de mejora, como son los tratamientos selvícolas de adaptación de la vegetación a la nueva situación climática.

tratamientos preventivos
Foto: Junta de Andalucía

Los trabajos previstos en este proyecto contemplan la reducción de las densidades de los árboles por
hectárea que, en la actualidad, presentan densidades muy superiores a las recomendadas,
pretendiéndose a la finalización de los trabajos disponer de una reducción media de entre el 35 al 50% de los pies existentes en cada rodal, donde se derribaran principalmente los ejemplares de pino que se
encuentren en malas condiciones, árboles muertos y aquellos que se encuentren excesivamente
debilitados consiguiendo una ordenación optima de estos montes.

Con estos clareos se persigue favorecer la diversidad de la vegetación, mejorar la resistencia de los
árboles resultantes y romper la continuidad vertical de combustible, todo ello de cara a la prevención de
los incendios forestales. El proyecto contempla la eliminación de los restos de las cortas mediante
desbrozadora de cadenas, con la finalidad de incorporar los restos en astillado fino como nutrientes al
suelo.