El plan de choque para la mejora de las carreteras que puso en marcha el pasado verano la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha permitido la mejora de más de 1.200 kilómetros de vías autonómicas. Además ha contribuido al mantenimiento de más de 3.500 empleos en plena crisis por la pandemia. Así lo ha señalado la consejera Marifrán Carazo.

La edil ha recordado que cuando asumió la Consejería se encontró con que de los más de 10.500 kilómetros de carreteras autonómicas. Unas 1.800 estaban con el firme muy deteriorado. Algo que, señaló, “se debe a que los anteriores gobiernos redujeron sustancialmente los presupuestos destinados a la conservación”. Recordando que entre 2008 y 2019 el presupuesto de conservación de carreteras se redujo en un 50%.

El Gobierno andaluz puso al día los contratos. Apostó por incrementar el presupuesto de la Consejería destinados a mejorar el estado de las carreteras. Además ha desarrollado un plan de choque para la conservación de vías puesto en marcha el pasado verano.

Este plan, según ha destacado Marifrán Carazo, tenía un doble fin. “Por un lado, mejorar el estado de nuestras vías y aumentar la seguridad vial. Por otro, incrementar la actividad del sector de la construcción y ayudar a mantener a decenas de pequeñas y medianas empresas y, con ellas, cientos de empleos”, finaliza Carazo.