toro-andalucia

La Junta de Andalucía ha dado el primer paso para la elaboración de un plan integral para el fomento del toro bravo. Mediante una reunión telemática con las secretarías generales de las consejerías de Agricultura, Turismo, Educación y Cultura, el objetivo del Ejecutivo es el de dar respuesta a las demandas de los ganaderos. Estos han mostrado su preocupación en representación de las asociaciones y uniones de criadores de toros bravos. Además, cuentan con el apoyo de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja).

Este plan persigue crear un espacio de trabajo para abordar de una manera integral la defensa y promoción del toro bravo desde diferentes vertientes. Por ejemplo, la social, económica, cultural o educativa. «Este plan demuestra el compromiso de todas las consejerías implicadas con el objetivo de crear un clima benefactor para la ganadería del toro bravo. Queremos destacar su importante papel en el desarrollo de Andalucía como generador de riqueza y cohesión social«, ha destacado Miguel Briones, secretario general de Interior y Espectáculos Públicos.

Se han abordado las diferentes líneas de ayudas y subvenciones impulsadas por Agricultura a través de fondos propios y otros procedentes de la Unión Europea. También se ha tratado la armonización de una política de apoyo a la ganadería del toro bravo como raza autóctona e identitaria de la comunidad autónoma. Se ha abordado desde una perspectiva de tratamiento ecológico de este tipo de explotaciones y vinculada al estudio de proyectos de absorción de CO2.

Desde el punto de vista de la promoción turística, la consejería ha ofrecido su apoyo a la canalización de los posibles productos de interés que el sector pueda elaborar para acercarlos a los operadores turísticos. En este sentido, se encuentran las visitas guiadas y experimentales a las fincas y las dehesas para conocer de primera mano la realidad del mundo del toro bravo, único en su especie. También se pretende crear rutas turísticas que incorporen comercios relacionados directamente con el toro bravo, que pasan por el arte, la gastronomía o la ecología.

En el ámbito de la educación, se analizará la incorporación de contenidos medioambientales sobre el toro bravo y su aportación al ecosistema en los diseños curriculares que lo permitan de acuerdo con el principio de autonomía de los centros educativos. Y, por otra parte, se estudiará la promoción de actividades complementarias relacionadas con visitas didácticas a fincas ganaderas y dehesas. Su objetivo será fomentar el conocimiento sobre su importancia en el plano del emprendimiento, de la generación de empleo y en el de la conservación del medio ambiente.

El toro bravo, Bien de Interés Cultural

En colaboración con la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico se continuarán acometiendo los expedientes de declaración de BIC referida a las infraestructuras que merezcan tal nivel de protección arquitectónica y su puesta en valor mediante la divulgación cultural. Además, se contribuirá a la elaboración junto con Presidencia de una red de municipios taurinos y a la creación de unos Premios Andalucía de Tauromaquia con carácter anual.

Los ganaderos presentes en la reunión y Asaja han planteado la necesidad de establecer medidas que contribuyan a paliar la crisis económica que azota al sector debido a la pandemia del coronavirus. Entre ellas, destacan la armonización de la política sanitaria animal, la puesta en valor del factor ecológico como algo inherente a la ganadería brava y su entorno natural, la promoción del consumo de carne de ganado bravo como producto sostenible o las ayudas para la digitalización de las ganaderías y sus proyectos medioambientales.

Finalmente, desde Presidencia se ha adquirido el compromiso de analizar la posibilidad de autorizar la celebración de espectáculos públicos en fincas ganaderas con carácter excepcional y de acuerdo con las prescripciones normativas de seguridad correspondientes sobre la base del actual reglamento Taurino de Andalucía y en conexión con el nuevo Decreto por el que se regulan los festejos taurinos populares.

Del mismo modo, y para acometer proyectos educativos con objeto de dar a conocer de primera mano la cría de esta especie y los valores que atesora el mundo rural, podrían contar también con la colaboración de las Escuelas Taurinas de Andalucía, cuya regulación se encuentra actualmente en tramitación.