La consejera Marifrán Carazo y la decana del Colegio Notarial de Andalucía, Teresa Barea, han firmado en Granada el convenio de colaboración para trabajar de forma conjunta en el desarrollo normativo en materia de ordenación del territorio y urbanismo.

Marifrán Carazo ha resaltado el papel activo de los colegios notariales en la elaboración de la ley. Pues  ha nacido para acabar con el “caos legislativo” y la “inseguridad jurídica” que generaba la anterior norma. Ya que se basaba en un principio básico de seguridad jurídica. Además de establecer reglas claras y sencillas, adaptadas a la realidad actual y fáciles de entender y aplicar

Por su parte, Teresa Barea ha destacado que este convenio “refuerza la colaboración de los notarios con la Administración autonómica en materia urbanística. Mediante el intercambio de información y la habilitación de cauces específicos de comunicación”.

El convenio de colaboración facilitará el intercambio de información entre la Junta de Andalucía y los notarios andaluces. Así, proporcionará al Colegio Notarial de Andalucía el acceso al Sistema de Información Territorial y Urbanística de Andalucía También pondrá en su conocimiento la aprobación de los planes de ordenación del territorio. Por último, dispondrán de una cuenta de correo electrónico. De esta forma, los notarios colegiados pueden comunicar de manera inmediata y directa posibles operaciones de parcelación urbanística en suelo no urbanizable. Además de cualquier otra actuación que pudiera ser contraria a la ordenación del territorio. Asimismo, se creará una mesa de trabajo compuesta por expertos que analizarán el marco normativo vigente en materia de ordenación del territorio y urbanismo.