El Gobierno de España endurece las medidas para el uso de mascarillas y serán obligatorias en los espacios cerrados y en la vía pública, siempre y cuando no se garantice el distanciamiento social de dos metros.

Así lo ha anunciado Moncloa tras el acuerdo alcanzado con las comunidades autónomas en el Consejo Interritorial del Sistema Nacional de Salud. La norma entrará en vigor en los próximos días.

Ya era necesaria la mascarilla en el transporte público (autobús, metro y taxi) y ahora, en plena desescalada también se extrapola a los lugares cerrados y a la calle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *