El Ayuntamiento de Granada ha actualizado la manera de retirar y recoger las hojas que caen al suelo con motivo del otoño. Hasta ahora, los operarios de Inagra, la empresa concesionaria del servicio de limpieza en la capital, utilizaban máquinas soplahojas para realizar dicha tarea. Sin embargo, la pandemia del coronavirus ha obligado también a reinventarse en este ámbito.

Así, ahora los operarios tienen que llevar a cabo todo un protocolo de limpieza para evitar levantar y propagar el polvo. Por este motivo, las máquinas soplahojas han quedado relegadas por barredoras peatonales y por barredoras con pértiga a presión.

Los operarios de limpieza mojan primeramente la calzada con la pértiga a presión. Después, los trabajadores acumulan las hojas en un mismo punto y, finalmente, las absorben con la barredora. Inagra cuenta para este servicio con siete barredoras y cinco pértigas a presión.

Según ha asegurado la concejal de Medio Ambiente, Pepa Rubia, un operario de Inagra dedica prácticamente el 25% de su jornada a esta tarea, que ya se ha llevado a cabo en Gran Capitán, la plaza Bibrambla o el Paseo del Salón.

Durante el otoño, cada día se retiran más de 500 kilogramos de hojas de las calles granadinas. Ante tanta demanda, el Gobierno local ha reforzado el equipamiento con dos nuevas barredoras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *