Milnoff-clausura

La poesía y el cante de Mayte Martín fueron el brillante broche de clausura este domingo de la segunda edición de Milnoff, en una jornada que estuvo dedicada a la figura del cantaor granadino del Sacromonte Curro Albayzín, con la representación de dos zambras en el formato Plazoletas. 

El Auditorio Manuel de Falla vibró con el flamenco propio de la cantaora barcelonesa Mayte Martín y su espectáculo ‘Alcántara Manuel’. Un duende distinto en el que se pudo disfrutar de los versos cantados del poeta malagueño Manuel Alcántara.

La catalana hizo una introducción personal de cada canción, presentadas desde el significado de su alma, mientras se interpretaban con los instrumentos sonidos de la naturaleza. Guitarra en mano, Mayte hizo temas como ‘Por la mar chica del puerto’, ‘Le gustaban pocas cosas’, ‘Excusas a Lola’ o ‘Niño del 40’. 

Sobre el escenario del Auditorio Manuel de Falla también se pudieron escuchar canciones dedicadas a la pérdida del poeta Manuel Altoaguirre o a la figura del malagueño Pablo Picasso

Mayte Martín estuvo acompañada durante su actuación de David Domínguez a la percusión, Guillermo Prats al contrabajo, Alejandro Hurtado a la guitarra y Biel Graells al violín.

Antes de la clausura de Milnoff, el formato Plazoletas de mañana y tarde fue el más granadino del festival. Comenzó la Cueva de La Rocío con su representación de la zambra. Sobre el escenario Iván Vargas, Isa Vega, Rocío Vargas y Mercedes de Morón. El estupendo toque de Kiki Corpas y la voz de la cantaora Rafi Heredia.

Fandangos de Granada, alegrías y bulerías fue lo más destacado del elenco, que acabó la fiesta con ‘La Salvaora’ sobre el escenario. La matriarca se atrevió a subir a las tablas para acabar la fiesta dedicada al signo más identificativo del flamenco granadino. 

Milnoff-clausura
Foto: Antonio L Juárez




La jornada de Plazoletas la cerró la Zambra de la Venta El Gallo con el baile de Jara Heredia, Antonia Heredia, Coral Fernández, Vero ‘La India’ y Jasiél Nahín, Antonio Heredia ‘El Chonico’, a la guitarra, Marian Fernández y Antonio Heredia al cante, junto a los coros y las palmas de Soleá Carmona y Jara Gabriela Heredia.

El espectáculo celebrado en Bib-Rambla fue una auténtica representación granadina donde no faltaron bailes típicos como la mosca o los fandangos de la tierra y que recibió la atenta mirada de una plaza que se mostró repleta.

Como no podía ser de otra manera, Curro Albayzín fue reconocido sobre el escenario por todos los artistas debido a su gran compromiso con la ciudad y dedicación a rescatar cantes y bailes antiguos.