Agentes de la Policía Nacional han detenido en Motril a cuatro varones de entre 22 y 33 años. Son presuntos autores de la gestión y el mantenimiento de una plantación de marihuana a gran escala. Situados en los bajos de un chiringuito de playa del litoral granadino. Además, tenía una doble acometida ilegal que suministraba de electricidad las 329 plantas intervenidas.

La narración de los hechos

El pasado mes de octubre se iniciaron las investigaciones. Tras recibir diferentes quejas vecinales advertían que era posible existencia de algún cultivo de marihuana en el paseo de una playa del litoral granadino. Lo que llevó a los agentes pensar en la posible existencia de un cultivo extensivo en la zona indicada. Una vez que inspeccionaron el lugar, localizaron la supuesta plantación en los bajos de un chiringuito que se encuentra cerrado al público por ser temporada de invierno.

Policías de la Comisaría de Motril llevaron a cabo una diligencia de
entrada y registro en el chiringuito. En el sótano localizaron dos
habitáculos que habían sido perfectamente acondicionados
para favorecer el cultivo y elaboración de marihuana a gran escala.

En su interior localizaron dos plantaciones independientes de esta sustancia que albergaban un total de 329 plantas en diferentes procesos de desarrollo y floración las cuales fueron incautadas. Además, desmantelaron la infraestructura de que disponían ambos habitáculos. En el primero de los cuales incautaron 105 plantas mientras que en el segundo fueron 224 las plantas intervenidas.

Los agentes detuvieron a dos de los presuntos responsables de los
cultivos en el propio chiringuito. Cuyo interior accedieron tras la apertura
del inmueble realizada por uno de ellos. Posteriormente detuvieron al
tercer y cuarto investigados, también como presuntos responsables de la plantación
, según habían apuntado las indagaciones policiales realizadas previamente.