droga-intervenida

Agentes de la Policía Nacional han detenido en un piso de estudiantes del centro de Granada a tres varones y una mujer, de entre 19 y 20 años de edad, todos ellos sin antecedentes policiales. Se les considera presuntos autores de un delito de tráfico de drogas tras haber encontrado en el domicilio que compartían diversas cantidades de MDMA, LSD, cocaína y marihuana, además de diversos útiles para su pesaje y dosificación y más de 900 euros en metálico. Tres de los detenidos ya han sido puestos a disposición de la autoridad judicial, mientras que uno de los varones ha sido puesto en libertad con cargos.

Un piso de estudiantes como punto de venta multidroga

La investigación comenzó tiempo atrás  después de que los agentes tuvieran conocimiento de la posible existencia de un punto de venta de droga ubicado en un céntrico piso cercano a un colegio de la ciudad. Las averiguaciones realizadas pudieron comprobar la existencia de un continuo trasiego de jóvenes que se acercaban a dicho domicilio, realizándose la adquisición y venta de la droga en la misma puerta o en el portal de la finca.

Traficando con una gama variada de sustancias.

El registro llevado a cabo en el interior del domicilio, el cual resultó estar ocupado por cuatro jóvenes inquilinos, despertó a los moradores a pesar de ser cerca del mediodía. En tres de las habitaciones del piso se encontraron sustancias estupefacientes, además de en el interior del congelador de la nevera compartida por todos. En una de estas habitaciones los agentes hallaron cerca de 500 euros en metálico, además de varios botes, bolsas y una caja, todos ellos conteniendo cogollos o picadura de marihuana.

En este mismo lugar también se hallaron drogas sintéticas, concretamente 16 pastillas azules de MDMA y 14 dosis en cartón impregnado de LSD, así como una balanza de precisión y pequeñas bolsas de plástico para dosificar la droga. En una segunda habitación se encontraron más de 100 euros en metálico, una balanza de precisión y 2 envoltorios con cocaína en roca con un peso superior al gramo.

En otra de las estancias se encontró una caja de zapatos conteniendo cogollos de marihuana. Esta sustancia, ya picada, también fue encontrada en una bolsa con cerca de 180 gramos depositada en el interior del congelador de la nevera comunitaria. Por otra parte, a uno de los jóvenes detenidos se le intervinieron más de 300 euros en metálico.