Agentes de la Policía Nacional pertenecientes a la Comisaría de Motril han desarrollado en las últimas semanas varias investigaciones. El resultado ha sido la detención de ocho personas como presuntos autores de delitos de tráfico de sustancias estupefacientes. Algunos de ellos también por defraudación de fluido eléctrico.

Los policías han desmantelado un punto de distribución de hachís y marihuana, han incautado 499 plantas de marihuana. Así como 12 gramos de hachís, una bellota de la misma sustancia y 113 gramos de marihuana picada en forma de sustancia herbácea.

Desde la Comisaría de Motril venían realizando una investigación contra el tráfico de sustancias estupefacientes en torno a varios miembros de una familia. Querían demostrar que en la barriada de San Antonio la cual se habría constituido como punto de venta y distribución al menudeo de hachís y marihuana. En la que resultó detenido un varón de 23 años, sin antecedentes policiales.

En el momento de la detención incautaron varios trozos de hachís con un peso de 12 gramos, una bellota de la misma sustancia. Además de 113 gramos de marihuana en forma de sustancia herbácea, una balanza de precisión, así como efectos con evidencias de la venta al menudeo.

Por otro lado, en la barriada de la Huerta Carrasco los agentes
intervinieron 205 plantas de cannabis sativa en tres inmuebles. Por el momento cuatro varones de entre 30 y 34 años han sido identificados y tres de ellos ya detenidos, estando pendiente la detención del cuarto presunto autor.