Agentes de la Policía Nacional detienen en Granada, además de otras provincias, a un total de 18 personas. Los individuos integrantes de una red delictiva que habría regularizado, sólo en Granada, a más de 2.000 marroquíes. A quienes se les habría facilitado un conjunto de documentación falsificada como nativo o descendiente de
la antigua colonia española del Sáhara Occidental. Así conseguir
permisos de residencia o directamente la nacionalidad española. Los
detenidos ya han sido puestos a disposición de la autoridad judicial.

La red ahora desmantelada habría iniciado su andadura en Granada en
el año 2017 procedente de Jaén. El entramado se establecía en un despacho de abogados. Al frente de este despacho se encontraba una abogada de nacionalidad española, la cual ha sido detenida junto a una empleada. Además de un número importante de ciudadanos marroquíes
vinculados a la organización como traductores o como beneficiarios de la nacionalidad o permisos de residencia solicitados a través del
mencionado despacho.

El modus operandi de esta red delictiva gira en torno a los beneficios
otorgados a los nativos o descendientes de la población que habitó en las dos provincias del Sáhara Occidental.

La organización criminal cobraba a sus representados entre 4.000 y
12.000 euros por el trámite de una autorización de residencia o la
nacionalidad
, encargándose de aportar la documentación falsificada. La
cual incluía las traducciones juradas del árabe o francés preceptivas e
igualmente falsas. Además, sólo en Granada se habrían regularizado
ilegalmente, a partir de finales del 2.015, más de 3.000 marroquíes
.
Todas las nacionalidades y permisos de residencia otorgados en base a
este aporte documental falsario están siendo extinguidas o revocadas.