Agentes de la Policía Nacional han detenido a 11 ciberdelincuentes que, presuntamente, habrían estafado más de 2.400.000 euros a empresas y particulares de múltiples países. Arrestados por delitos de estafa, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal, realizaban fraudes a través de las nuevas tecnologías valiéndose de métodos de ingeniería social.

Se han detectado más de 150 cuentas bancarias de las que se habrían valido para defraudar a empresas situadas en Italia, República Checa, Estados Unidos, Líbano, China, Kazajistán o Países Bajos. Utilizaban técnicas de phishing y la conocida como “estafa del CEO”, que consiste en engañar a un empleado de alto rango de una empresa mediante un email que simula ser de su jefe -CEO, presidente o director-, en el que se pide realizar una supuesta operación financiera confidencial y urgente, que sin embargo tiene por destinatario a los timadores.

La investigación comenzó a mediados del 2018 cuando los agentes recibieron diversa información a través de denuncias que, gracias a la eficaz coordinación internacional, determinó la existencia de un grupo organizado de ciberdelincuentes especializados en dos modalidades de fraude: el phishing y la estafa del CEO. Los agentes verificaron la existencia de víctimas de estas estafas, tanto empresas como particulares, ubicados en Italia, República Checa, Estados Unidos, Líbano, China, Kazajistán y Países Bajos entre otros, siendo el total de dinero defraudado superior a los 2.400.000 euros.

Gracias al análisis de la información recabada, los investigadores identificaron a un total de 16 personas ubicadas en Palma de Mallorca (1), Maspalomas (1), Ibiza (2) y Valencia (12), arrestando a 11 de ellos como presuntos autores de delitos de estafa, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal. Las cinco personas restantes han sido imputadas como investigados no detenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *