La Policía Nacional ha detenido a un varón de 34 años, con antecedentes policiales y un nacional marroquí de 41 años sin antecedentes policiales en nuestro país. Presuntos autores de un delito de tráfico de drogas tras haber sido sorprendidos en posesión de cerca de 1,3 kilos de hachís en tabletas. Además de casi 4.000 euros en billetes y 4 teléfonos móviles.

Los hechos tuvieron como escenario la zona norte de la ciudad. Momento en el que agentes de la Policía Nacional sorprendieron a dos personas en
el interior de una furgoneta estacionada en doble fila al lado de un turismo. Estas personas se encontraban gesticulando en el interior de dicha furgoneta cuando fueron abordados por los agentes.

La narración de los hechos

El más joven de los detenidos escondió algo rápidamente en el bolsillo derecho de su chaqueta para introducirse en el interior del turismo estacionado junto a la furgoneta de la que acababa de bajarse de forma precipitada. Los agentes encontraron en su mano cerrada la cantidad de 3.700 euros en billetes de distinto valor. A continuación, tras registrar el turismo, los agentes hallaron. Además, tres teléfonos móviles, dos de ellos de alta gama, así como un fragmento de hachís y 100 euros más en billetes de 20.

La inspección de la furgoneta implicada, conducida por el varón marroquí,
reveló la existencia de una bellota de hachís escondida en un hueco del
volante, además de un teléfono móvil y 170 euros en billetes. En la parte
trasera del vehículo, bajo el asiento del conductor, los agentes encontraron
una bolsa de plástico en cuyo interior estaban depositadas diez tabletas de
hachís
perfectamente envueltas en plástico. La sustancia estupefaciente, en
total, arrojó un peso muy cercano a 1,3 kilos. Los objetos sustraídos se han intervenido por los agentes de la Policía y fueron puestos a disposición judicial.